El emblemático equipo argentino derrotó 102 a 79 a Lituania en lo que fue la mejor marca en el inicio de una cita olímpica, con 23 puntos de diferencia

La Selección Argentina de Básquet le ganó 102 a 79 a Lituania y comenzó de la mejor forma su participación en los Juegos Olímpicos de Londres.

Con Luis Scola como goleador (32 puntos), más el efectivo aporte de Carlos Delfino(20 puntos, 6 de 9 de triples) y Emanuel Ginóbili presente en toda la cancha (21 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y 4 pelotas recuperadas), la Generación Dorada consiguió el mejor arranque de todas sus participaciones en citas olímpicas.

El partido contra los europeos jugado en el Basketball Arena de Londres no tuvo nada que ver con el que ambos equipos abrieron su paso por Beijing 2008.

En tierras chinas, los ex integrantes de la Unión Soviética se quedaron con la victoria por 75 a 79. Ningún jugador argentino hizo diferencia (ninguno superó los 20 puntos) y se llegó al cierre del juego tanto a tanto. Un triple de Linas Kleiza liquidó la esperanza de ganar en el debut defendiendo la medalla de oro conseguida en Atenas 2004.

En la edición en la que alzó la medalla de oro, el equipo arrancó contra Serbia y Montenegro, reeditando la final del Mundial FIBA 2002 en la que la Argentina había perdido.

Como en Londres, en aquel partido la selección jugó un muy buen primer tiempo sacando 10 puntos de diferencia con «Manu» metiendo 4 triples en 4 intentos. Los europeos se recuperaron y cuando faltaban 4 segundos con la Argentina 1 punto debajo en el tanteador, Ginóbili recibió un pase de Montecchia y convirtió un doble histórico. El resultado fue 83 a 82.

 

Infobae