El sudafricano amputado en sus dos piernas marcó un tiempo de 46»54 que no le bastó para formar parte de la carrera por las medallas. Fue ovacionado por el estadio y reconocido por sus competidores

Oscar Pistorius, el atleta sudafricano amputado en sus dos piernas, finalizó hoy último en su serie de semifinal de 400 metros y se quedó afuera de la carrera definitiva por las medallas, situación que no le impidió ser ovacionado por el público y reconocido por sus competidores.

El atleta de 25 años estuvo lejos de los tres primeros clasificados para la final, Kirani James (44″56), Brown (44″67) y Borlee (44″99).

Al finalizar la prueba, el ganador de la semifinal cambió la pechera con el sudafricano como signo de reconocimiento a su presencia, símbolo de la superación.

Oscar Pistorius fue amputado en sus dos piernas a los 11 años porque no tenía peroné, por lo que para competir usa unas prótesis artificales. Posee las marcas mundiales en 100, 200 y 400 metros para atletas con doble amputación.

 

Infobae