El conjunto azteca venció por 2 a 1 al equipo brasileño con goles de Oribe Peralta y se subió a lo más alto del podio. Es el título más importante que logró el equipo mexicano en su historia. Brasil no logró  ser superior, pagó caro los errores y se quedó sin su primera medalla dorada en la historia de los Juegos Olímpicos.