La beba fue trasladada a su Chaco natal el jueves pasado y está en el hospital pediátrico de esa provincia. Su madre, Analía Boutet, señaló que está refaccionando su hogar para que pueda seguir su tratamiento allí en breve

A Luz Milagros la dieron por muerta al nacer. Luego, pasó 12 horas en la morgue. Sin embargo, cuando su mamá, Analía Boutet, fue a verla se dio cuenta de que aún estaba viva y que los médicos se habían equivocado.

Luego de varios diagnósticos negativos, hoy Luz Milagros ya tiene casi cinco meses y está cerca de volver a su casa, con sus padres y sus hermanos, que aún no pudieron conocerla.

En diálogo con C5N, su madre señaló que están refaccionando su casa para poder acomodarse a las necesidades de la bebé, que aún sigue en tratamiento.

«Ahí recién podremos festejar el Día del Niño y mi cumpleaños», dice Analía, emocionada.

«Entre miércoles o jueves nos estarían entregando nuestra casa y en pocos días después ella podría hacer la internación ahí. Ese sería el regalo más grande«, agrega sobre la mudanza.

Analía señala que, si bien Luz Milagros sigue bajo tratamiento, la ve muy bien y muy activa, ya que están realizando distintos tipos de terapia de estimulaciones.

Analía señala que siempre supo que su bebé, que ya pesa más de 2 kilos, iba a superar los difíciles problemas de salud a los que tuvo que enfrentarse desde que nació y con los que todavía debe luchar.

Los médicos señalaron que la beba puede tener daño cerebral, pero su mamá dice: «No le daban posibilidades de vida y ya van cuatro meses».

Añade además que la fe fue lo que le dio fortaleza y seguridad para enfrentarse a la adversidad: «Siempre tuve la fe, la esperanza. Los estudios son muy concretos, pero la fe y que hay alguien arriba…eso es seguro».

Analía describió el momento en que la vio a su hija por primera vez en la morgue: «Quería conocerla». Añade que necesitaba ver a la beba para poder creer aquello que le habían dicho los médicos y que quería sacar una foto para tener un imagen.

Sin embargo, se encontró con que estaba viva: «Abrió los ojos, lloró y hoy sigue acá, fuerte».

Luz Milagros sigue hoy en terapia intensiva a la espera de que su casa sea refaccionada, pero su mamá puede visitarla cuando quiera.

La idea, según su madre, es que esa misma internación y rehabilitación se continúe en la casa, ya que Luz ya está en proceso de dejar el respirador.

Según relata la mujer, que vive en Fontana, cerca de Resistencia, Chaco, la bebé ya aprieta la mano, mira y escucha. «La cuestión es estimularla todo lo que se pueda», agrega.

Analía espera ansiosa que Luz Milagros pueda ir a su casa y señala que ese será el verdadero Día del Niño. «Eso me parece un sueño hasta ahora«.

 

Infobae