Tal como lo anticipó El Esquiú.com, Fiscalía de Estado denunció penalmente al ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral y su gabinete por la falta de rendición de cuentas y por las irregularidades encontradas en las Cuentas de Inversión de los años 2008 y 2009, por un monto que supera los 2.000 millones de pesos.

La presentación del organismo que conduce Marcos Denett, fue realizada ayer en la Unidad Fiscal de Delitos Especiales, con el patrocinio letrado de Tomás Hugo Aibar, José Leonardo Berber y Carlos Exequiel Olmos, todos abogados del cuerpo de Fiscalía-Oficina Anticorrupción. La acción es contra el ex mandatario y “todos aquellos que tomaron parte en la ejecución y/ u omisión culpable, en calidad de co-autores, partícipes, cómplices necesarios o secundarios, instigadores y/o encubridores”.

En ese sentido, la denuncia realizada es por la “supuesta comisión de delito de acción pública, entre los que se pueden tipificar los delitos de malversación de caudales públicos, peculado, fraude en perjuicio de la Administración Pública, asociación ilícita, incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento y omisión de denuncia”.

En la presentación, Fiscalía de Estado fundamenta la denuncia en base a “las graves irregularidades detectadas, desmanejos de fondos, faltantes de bienes y dinero, de registración contable insuficiente, en franco incumplimiento de la normativa contable específica de la Provincia, lo que hace presuponer la comisión de algún delito penal”.

En otra parte de la presentación, señala que “en un periodo que no se puede determinar con exactitud, pero que se encuentra comprendido entre el día 1 de enero de 2008 y 31 de diciembre de 2009, Eduardo Brizuela del Moral, en su carácter de gobernador y responsable político y de las finanzas públicas de la Provincia, en correlación con los departamentos respecto de los cuales es superior administrativo, procedió a disponer deliberadamente de los fondos públicos asignados a esa gestión presupuestariamente, de una manera absolutamente irregular y apartada de los principios contables bajo los cuales se rige el gasto público de la Provincia de Catamarca”.

La denuncia establece como material de prueba los documentos de las Cuentas de Inversión presentados por diputados provinciales ante el fiscal Marcos Denett.

Cuentas de Inversión

Las Cuentas de Inversión (CI) son el instrumento legal que emite el Poder Ejecutivo Provincial a los fines de la rendición de cuentas de los gastos efectuados considerados previamente en las partidas presupuestarias aprobadas por la Legislatura. Las CI son un sistema de control externo prescripto por la Constitución de la Provincia. Previo a la remisión al Poder Legislativo, el Tribunal de Cuentas es el órgano encargado de practicar el control interno, el que se encuentra plasmado en los dictámenes formulados por los auditores del organismo.

Las irregularidades detectadas

En la presentación realizada, Fiscalía de Estado destaca que el Tribunal de Cuentas en sus auditorías señala que “los Estados Contables Financieros no presentan razonablemente la situación patrimonial de la Administración Central; ni el resultado de sus operaciones, ni la evolución de su patrimonio neto, por el ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2009”.

Por otra parte, la denuncia señala que en Órdenes de Pago Indirectas (sueldos) los “organismos que no rindieron cuentas son alrededor de 24 por un total de 899.769.326 pesos.

En lo que hace a Cuentas Especiales (partidas con destino específico) del año 2009, el TC descubrió irregularidades en áreas como la Dirección de Inspección Laboral, que en la cuenta especial denominada Gastos por Multas Recaudadas, “se encuentra pendiente de rendir fondos desde el año 2003”.

Con respecto a los Fondos Permanentes, el TC reveló irregularidades en áreas como la Secretaría Privada de la Gobernación, que no presentó rendición de cuentas desde 2003. La misma situación se registra en OSEP, pero desde 2004.

El inicio de la causa

Cabe destacar que las investigaciones administrativas realizadas por parte de Fiscalía de Estado que concluyeron en una posterior denuncia penal, se realizaron luego de que en las sesiones de la Cámara de Diputados de fechas 27 de junio y 04 de julio, luego de un extenso debate, los legisladores rechazaran las Cuentas de Inversión de los años 2008 y 2009.

El rechazo del pleno de la Cámara se produce después que la Comisión de Hacienda y Finanzas comenzara el análisis de las Cuentas de Inversión, donde se detectó la falta de rendición de cuentas por más de 2.000 millones de pesos.

El Esquiu