El avión no tripulado sufrió una falla cuando intentaba alcanzar seis veces la velocidad del sonido, según informó la Fuerza Aérea de EEUU

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos informó que el avión supersónico diseñado para alcanzar seis veces la velocidad del sonido se estrelló en el oceáno Pacífico por un desperfecto técnico.

El X-51ª Waverider fue diseñado para llegar a la velocidad de Match 6 (seis veces la velocidad del sonido) luego de ser lanzado desde una base aérea en el desierto de Mojave, California, mediante el anclaje al ala de un antiguo bombardero B-52.

Los científicos esperaban que la nave pudiera sostener esa velocidad durante 300 segundos, lo que hubiera representado el doble de lo que un X-51A había logrado anteriormente.

Sin embargo, según informó la Fuerza Aérea, una aleta impidió que el avión mantuviera el control, por lo que se estrelló en el océano 16 segundos antes de entrar en la velocidad «supersónica».

«Es lamentable que una falla en el subsistema haya terminado forzosamente la prueba», declaró Charlie Brink, del Laboratorio de Investigaciones de la Fuerza Aérea.

«Todo indicaba que habíamos creado las condiciones para el correcto encendido del motor y eramos muy optimistas con respecto a los objetivos planteados en esta prueba», agregó Brink.

El Pentágono ha probado diferentes tecnologías hipersónicas el último tiempo con el objetivo de atravesar el mundo en sólo cuestión de minutos.

Infobae