La gobernadora Lucía Corpacci, junto al ministro de Producción, Ángel Mercado, recibió a empresarios de la firma Xstrata Cooper que representan a Minera Alumbrera para “establecer pautas del programa de Responsabilidad Social Empresaria”. En la ocasión, anunciaron el inicio de obras en Andalgalá que implicarán un desembolso de 27 millones de pesos y, además, se abordaron temáticas “que tienen que ver con la actividad minera en la provincia”, se informó oficialmente.

Por la empresa Xstrata estuvo presente el vicepresidente ejecutivo de la División de Operaciones Sudamericanas, José Marún; el vicepresidente de Asuntos Corporativos, Julián Rooney; y el gerente de Relaciones Provinciales, Jorge Montaldi.

Marún indicó que informaron a la primera mandataria el inicio de algunas obras. Puntualmente se trata del proyecto de un hospital en Andalgalá con un presupuesto de 25 millones y la escuela secundaria Amanao, por 2 millones de pesos, cuya construcción iniciará en los próximos días. También indicaron sobre la factibilidad de continuar con la construcción del hospital en Aconquija. “Los trabajos ya han sido licitados, y las obras están adjudicadas, ya tenemos la empresa que va a construir el hospital y esperamos que los trabajos comiencen en las próximas semanas”, afirmaron.

Sobre los conflictos en Andalgalá, el vicepresidente ejecutivo comentó que “estamos al tanto de lo que pasa en Andalgalá, y pensamos que corresponde manejar esta situación dentro del marco legal y agotar todas las instancias tanto en el ámbito provincial, como municipal y nacional”.

Además aclaró que “nostros no tenemos problemas de conversar con nadie y en ese sentido no clasificamos a las personas en pro o en contras, sino que estamos abiertos al diálogo con todas las personas que quieran conversar con nosotros”.

También Marún explicó que esto “es sólo el comienzo de algunas obras y se espera generar muchas más a futuro”.
Con respecto al bloqueo del Paso de San Francisco, sostuvo que “esto es, primero, una insurrección legal, que viola la ley de libre tránsito, y por supuesto que nos molesta y perjudica, no sólo a nosotros sino también a los que quieren transitar por esa zona.

Obviamente esto genera perjuicios económicos que podrían destinarse a otras actividades. Pero en general estamos operando en condiciones normales”, afirmó.

El Esquiu