??

El Frente para la Victoria impuso su mayoría y obtuvo 44 votos a favor. La UCR había pedido la intervención de la Auditoría General, pero el oficialismo no aceptó. Boudou, que presidió casi toda la sesión, fue blanco de críticas opositoras

Tras casi 7 horas de debate, la Cámara alta dio el primer paso para la expropiación de la ex Ciccone Calcográfica. Con 44 votos a favor y 20 en contra –en su mayoría de la UCR–, el Frente para la Victoria dio media sanción al proyecto girado por el Poder Ejecutivo.

El senador Gerardo Morales solicitó segundos antes de la votación que se permitiera el ingreso de la Auditoría General de la Nación –tal como había sucedido con YPF–, pedido que fue desechado por el presidente del bloque kirchnerista, Miguel Pichetto.

El debate estuvo presidido por el vicepresidente, Amado Boudou, que sólo se ausentó una hora del recinto para almorzar junto a sus colaboradores de confianza.

El ex ministro de Economía, investigado en la causa que analiza supuestos beneficios estatales para levantar la quiebra de la ex Ciccone, fue blanco de las críticas de la oposición.

El presidente del bloque de la UCR, Luis Naidenoff, y el jujeño Morales fueron los que elevaron los discursos más duros y se trenzaron en las ya habituales discusiones con Aníbal Fernández.

Pichetto fue el encargado de cerrar la discusión y de aclarar que muchas de las cosas que se habían dicho durante la sesión no eran ciertas. Es más, les pidió «seriedad» a sus colegas y aclaró que la única causa abierta que existe contra Boudou es para invesigar su patrimonio.

Tras la media sanción, el proyecto de ley será girado a la Cámara de Diputados, donde el kirchnerismo dio muestras de su interés por acelerar el tratamiento. Para ello ya tiene agendada la realización de una sesión especial para sancionar el tema el miércoles de la semana próxima.

En ese marco, organizó un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y de Legislación General, para el martes a las 12.

La idea es conseguir dictamen de las comisiones el mismo martes y llevar el proyecto al recinto al otro día en la referida sesión especial, a partir de la 11:30.

Repercusiones tras el debate

El senador kirchnerista Aníbal Fernández consideró que «para una expropiación no es importante saber quiénes son los dueños» y sostuvo que «la indemnización será en función de lo que determine el tribunal de tasaciones».

«Una vez que se determine el patrimonio neto, compararemos con la deuda que tiene con la AFIP», agregó al respecto.

En cuanto a lo ocurrido con el vicepresidente Amado Boudou, quien fue criticado por legisladores de la oposición, Fernández afirmó que «nadie pidió la inmunidad de nadie».

«Aca hubo una vocación de encarajinar (sic) la situación. El vicepresidente no tiene ninguna causa que tenga que ver con Ciccone. Tiene una sobre su patrimonio y punto. Iban a tratar de enrostrar esto, pero no lo permitimos», precisó el ex jefe de Gabinete.

 

Infobae