En fechas previas a la renovación del presidente de la Cámara baja.

Preparándose para pelear la presidencia de la Cámara de Diputados, el bloque de diputados del Frente Cívico y Social acordó que en el mes de noviembre se realizará el recambio de la presidencia. De esta manera, niegan un posible pedido de dimisión al actual titular del bloque, Julio Salerno.
Precisamente éste confirmó esta decisión y mientras tanto cuenta con el apoyo del resto de los miembros, a pesar de los rumores de un supuesto pedido de renuncia al cargo. El legislador dijo que noviembre es el último plazo que dio para continuar en el cargo y para que se produzca la renovación del responsable del bloque.
“En la reunión del bloque nadie se hizo cargo de los rumores, al contrario, en su mayoría me dieron su apoyo. Allí hablamos del cambio de presidente con miras a las elecciones del presidente del cuerpo y también pensando para el año que viene”, sostuvo.
Salerno recordó que asumió la presidencia del bloque “porque nadie se quería hacer cargo ni yo tampoco”. Entonces todos manifestaron que yo era la persona en condiciones de juntar todas las opiniones, adhesiones y pertenencias de los distintos grupos y ser un poco mediador de los intereses contrapuestos en ese momento”.
“Hoy, esta posición mía sigue siendo la misma”, subrayó.
En cuanto a las estrategias de trabajo del bloque indicó que en las reuniones habituales de los lunes se conversa sobre las metodologías para las sesiones u otra acción política. Aunque sostuvo que “muchas veces no hay la suficiente dedicación y participación de algunos diputados en las reuniones de bloque, por distintos motivos. No obstante no hay diferencias profundas y las mismas se resuelven intercambiando opiniones y estrategias”, expresó.
Finalmente dijo que no se hace cargo “de la falta de cumplimiento de código de otras personas, yo cumplo con los códigos”, en referencia a la malograda interpelación de Adriana Díaz porque el presidente del cuerpo, Néstor Tomassi, no respetó el acuerdo previo.

Piden por la unidad del partido radical

Los referentes de Renovación Radical Popular, sector interno de la Unión Cívica Radical, en una nota enviada al presidente del Comité Provincia y de la Convención Radical, señalaron que en este contexto tienen la oportunidad de unir al radicalismo y, a partir de ello, ofrecer los ideales que el pueblo catamarqueño necesita y reclama.
“Estas oportunidades representan grandes responsabilidades, que seguro jugarán con la fortaleza e ideales de los hombres y mujeres que hoy tienen la conducción política del radicalismo, y no nos circunscribimos a las autoridades, sino a los máximos referentes e influyentes” indicó. Y agregan que los sinsabores, desengaños y sapos del pasado, “nos obligan a ser cautelosos y prudentes sobre el éxito de esta refundación del partido”, a la par que reclaman la democracia interna, la renovación, la participación popular y el consenso. “Sin ellos no lograremos la unidad, estos valores no deberían ser embanderados exclusivamente por las minorías, sino principalmente, predicados por las autoridades y máximos referentes”.

 

ElEsquiu