El alcalde de esa ciudad vasca anunció que no contempla «en absoluto» firmar nuevos contratos con organizadores de corridas, por lo que cesarían a partir del año próximo

«Al día de hoy desde luego no se contempla en absoluto firmar ningún nuevo acuerdo» con los organizadores de corridas, afirmó en rueda de prensa el alcalde Juan Carlos Izagirre, de la coalición independentista vasca Bildu.

«Existe un discurso antitaurino que suscribe este gobierno al ciento por ciento, que dice que la muerte y sufrimiento de un animal no se debe convertir en espectáculo«, agregó.

Pese a la fuerza de estas declaraciones, no es aún seguro que las corridas desaparezcan de la plaza de toros de San Sebastián en 2013, cuando expire el contrato de los actuales organizadores.

Vencedor de las elecciones municipales de mayo de 2011, Bildu no dispone sin embargo de mayoría en el consejo municipal, donde el Partido Socialista y los conservadores del Partido Popular están a favor de mantener las corridas. Este último afirmó que exigirá una votación.

La incertidumbre sobre la próxima sesión taurina marcó las fiestas de la ciudad, que terminaron el sábado.

Un matador, Antonio Barrera, apareció el martes con una muleta con los colores de la bandera vasca, reivindicando la tradición taurina de la región.

El mismo diestro había toreado un astado agitando una muleta con la bandera catalana en el verano (boreal) de 2011, para protestar contra la prohibición de las corridas en Barcelona, que entró en vigor el 1 de enero de 2012 tras una gran polémica.

Cataluña se convirtió así en la segunda región de España que prohíbe los toros, tras las Islas Canarias en 1991.

 

Infobae