Los empleados municipales en la mañana del sábado pudieron extraer sus haberes hasta pasado el mediodía, pero horas más tarde, los tres cajeros de la sucursal del Banco Nación Tinogasta se quedaron sin el correspondiente dinero.
Según se supo, otro de los inconvenientes con los que se encontraron los usuarios fue que en una de las terminales electrónicas no expedía el ticket del movimiento registrado y las demoras se producían porque las personas debían esperar que se desocupara otro de los cajeros, para así poder obtener el comprobante.

Enojo popular

Como es habitual en estos casos, la gente hizo sentir su disconformidad, algunos aguardaban en horas de la noche la solución que no habría llegado hasta el fin del día. Otra vez la situación complicó a los visitantes en el fin de semana largo, una historia que ya escribió varias páginas en los últimos tiempos.
Tinogasta, zona netamente turística, aún debe fortalecer aspectos centrales como estos, según expresaron algunos empleados que se vieron perjudicados por esta situación.