Los derechos federativos y económicos del defensor de River están inscriptos en un club chileno por donde nunca pasó. En tanto, San Lorenzo registró al volante como proveniente de un club uruguayo cuando su última camiseta fue la del Lecce de Italia

A partir de que la AFIP ajustara los controles sobre los pases de los futbolistas, los clubes argentinos encontraron importantes trabas para gestionar las transacciones como lo venían haciendo ya que toda actividad debe ser registrada y allí surgieron los problemas: hoy, los casos más importantes son el de Jonathan Bottinelli a River y el de Ignacio Piatti a San Lorenzo.

Bottinelli, Unión San Felipe y los paraísos fiscales
El organismo de control nacional detectó que en la operación que permitió su llegada a River intervino el club chileno Unión San Felipe por un monto de u$s 1,7 millones y el contrato prevé una transferencia de fondos a un banco de Miami.

De la investigación surgió, además, una posible vinculación comercial de la institución del país trasandino con firmas afincadas en las Islas Vírgenes, por lo que se pidió a las autiridades fiscales de ese país el informe detallado de los fondos derivados de esa operación.

Del contrato surge que Unión San Felipe le vendió a River el 60% de los derechos federativos y económicos del jugador pese a que el ex San Lorenzo no tuvo vínculo alguno con ese club y principalmente, al quedar libre en junio pasado de la institución de Boedo, los mencionados derechos debían estar en su poder.

Respecto de la conexión con el club chileno, se detectó que el grupo empresario dueño de su pase utilizó a la institución trasandina (del que serían inversores) para registrarlo según el reglamento de la FIFA.

Respecto de este caso, se supo atambién que el jugador nunca presentó su Declaración Jurada, razón por la cual se inició la fiscalización correspondiente.

Piatti y… ¿Un paso «fantasma» por Uruguay?

Uno de los habituales casos de triangulación entre clubes pone en problemas al último refuerzo de San Lorenzo: en el registro de su transferencia al club de Boedo figura como proveniente de Sud América de Montevideo (de la segunda división de Uruguay), cuando el ex Gimnasia de La Plata viene del Lecce de Italia.

Así las cosas, no son raras las irregularidades en los pases del fútbol argentino. Un control exhaustivo sobre todas ellas encontraría en cada uno puntos oscuros de difícil explicación.

Sucede ahora con el traspaso de Jonathan Bottinelli a River e Ignacio Piatti a San Lorenzo. En este sentido, la AFIP investigará cada uno de los puntos de sus contratos para aclarar el curso del dinero involucrado y más de uno ya está en alerta: intermediarios, representantes, empresarios, jugadores y dirigentes, en la mira.