El municipio capitalino continúa trabajando en el proyecto de zonificación de lugares de esparcimiento propuesto para la zona norte, cercana al Predio Ferial Catamarca. Así lo señaló ayer el director de Planeamiento Urbano de la comuna, Rodrigo Molas, quien sostuvo que se avanza en la normativa del proyecto que se consensúa con propietarios de boliches.
El funcionario puntualizó que los locales se ubicarían sobre los terrenos que se encuentran entre el límite Este del Parque Adán Quiroga y la costanera del Arroyo Fariñango, entre las avenidas México y Recalde. En el lugar se continuaría la traza de la avenida Arnoldo Castillo.
Los terrenos a los que accederían los propietarios de los locales tendrán una superficie de entre 3 y 5 mil metros cuadrados, y se evalúa la forma en que la comuna colaboraría con el inicio de las obras. Molas señaló que este punto es el que más compromete al proyecto, ya que la inversión para construir es considerada costosa por parte de los comerciantes.
De entre los objetivos que anima al municipio a avanzar con el proyecto de zonificación es que el sector mencionado se convierta además en un atractivo turístico, teniendo en cuenta la cercanía con dos espacios de gran convocatoria como son el Predio Ferial y el Estado Bicentenario.
El director de Planeamiento especificó que además de los boliches, habrá restoranes, resto bares y pubs, y que “hubo una propuesta muy interesante de hacer un pequeño mercado de productos artesanales o de insumos básicos, que le daría una vida distinta a la zona teniendo en cuenta que puede funcionar en horarios diurnos”.
Además, en la zona mencionada también se proyecta delimitar terrenos para emprendimientos hoteleros.
Molas, en declaraciones radiales, señaló ayer que ya hay cuatro pedidos formales para boliches, y que es intención del intendente Raúl Jalil que antes de fin de año se tenga “por lo menos diagramada la avenida y los servicios” para que los emprendedores comiencen con los trabajos de construcción de locales.
El tema de la zonificación de boliches es de larga data ya que en la gestión del ex intendente Ricardo Guzmán se propuso a la zona cercana al Predio Ferial como una opción para descentralizar sectores como la avenida Gobernador Galíndez, luego de un constante reclamo de los vecinos de ese sector. Incluso, se llegó a sancionar la Ordenanza Nº 4486 en el año 2008, por la que se establecía el traslado de todos los locales al área comprendida en la costanera oeste del Fariñango, entre las avenidas Belgrano y México.
Durante la actual gestión se contempló la imposibilidad de cumplir con la mencionada ordenanza, y ahora se apunta a trabajar en la normativa para modificarla.