Darío Ruiz, subsecretario de Políticas de Seguridad, adelantó que el Xeneize no podrá utilizar su estadio en el partido previsto para el 2 de septiembre, ante Atlético de Rafaela

El subsecretario de Políticas de Seguridad, Darío Ruiz, anunció que la Bombonera será clausurada por un partido como consecuencia de los incidentes de antenoche, en el partido de la Sudamericana contra Independiente.

“El día lunes la Comisión Técnica Evaluadora irá a la Bombonera para evaluar la infraestructura y la seguridad que hay en la cancha de Boca Juniors”, explicó Ruiz.

En cuanto a lo sucedido en Mataderos el último lunes, el funcionario aseguró: “Chicago ha cumplido con todo lo que se le ha pedido. Les ha aplicado el derecho  de admisión a 50 socios y algunos pocos han generado disturbios afuera. No vemos que haya responsabilidad de los dirigentes del club”.

De esa forma definió que Boca recibirá una sanción, mientas que Nueva Chicago no será castigado.

Minutos antes, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, había anunciado que la oficina que él conduce iba a pedir la sanción para Boca Juniors debido a los hechos ocurridos ayer por la noche en el partido que el conjunto “Xeneize” disputó con Independiente por la Copa Sudamericana.

“Vamos a pedir una sanción para que puedan revisar todas las medidas de seguridad”, aseguró Berni. «Si bien fue en un partido internacional, el hecho fue con público nuestro y esto debe ser aplicado tanto a nivel continental como a nivel local», agregó.

“En Boca hubo fallas en la organización que pusieron en peligro la seguridad de los jugadores”, explicó el funcionario. “Es una responsabilidad del club asegurarles a los espectadores y jugadores la seguridad necesaria. No se puede sacar un cartel así de fácil”, manifestó Berni en una rueda de prensa.

Por su parte, la institución presidida por Daniel Angelici sacó un comunicado en el que anuncia que expulsará a los cuatro socios identificados por los hechos de violencia ocurridos ayer a la noche en la zona de la platea preferencial, y a tres integrantes del banco de suplentes de Independiente. “La Comisión de Estadio y Seguridad Deportiva tomó la decisión preventiva de aplicarles a los siete el derecho de exclusión”, afirma el comunicado de Boca Juniors.

El club también instruyó al Departamento de Legales para que efectúe el sumario correspondiente a los cuatro socios para que las conclusiones sean elevadas al Tribunal de Disciplina del Club y, en el caso de resultar responsables, se apliquen sanciones. “A los plateístas se les aplicará preventivamente el derecho de admisión hasta tanto se expida el club”, comunicó Carlos Stornelli, jefe del Departamento de Estadio y Seguridad Deportiva de Boca Juniors.

Todo empezó el lunes en el partido entre Nueva Chicago y Gimnasia de Jujuy. Una de las facciones de la barra del equipo de Mataderos, identificada como Los Perales, quiso entrar a la cancha para ver el partido. Un minúsculo grupo compuesto por unas cuarenta personas con derecho de admisión quisieron ingresar sin entradas y, ante la negativa de la policía a permitirles el acceso, terminaron enfrentándose en las afueras del estadio.

El choque entre la policía y la facción de Los Perales se dio en las afueras del estadio y dejó un saldo de dos policías heridos e internados, además de algunos simpatizantes con heridas menores. Luego de ese incidente hubo corridas en el medio de la popular que, según denuncian los hinchas, fueron provocadas por los efectivos de seguridad que arrojaron gas lacrimógeno.

El gas, que había sido disparado afuera, ingresó al estadio y generó un malestar en  los hinchas que se encontraban en la popular. Algunos de los fanáticos que estaban en el partido denunciaron que los portones de acceso a la cancha fueron cerrados y que por eso se terminó generando una serie de corridas en la popular local. Los hinchas querían salir para que no les afectara.

Anoche, la violencia se suscitó en la cancha de Boca. Después de que Independiente convirtiera un gol y todo el banco saliera a festejarlo, algunos hinchas “xeneizes” ubicados en la platea preferencial insultaron a los jugadores y al cuerpo técnico, y luego desprendieron un cartel de publicidad para que cayera sobre ellos.