En el Día de la Autonomía de Catamarca, el viento provocó varios destrozos en  gran parte del Valle Central.  Hubo algunas voladuras de techos, cables del tendido eléctrico cortados y hasta árboles caídos. Marta, vecina del barrio Santa Marta, contó que se vieron perjudicados en el día de ayer, porque cada vez que corre viento hay destrozos en toda la ciudad.

“Por empezar, se vuela la basura que luego los perros se encargan de romper y desparramar por toda la zona”, también dijo que “es un peligro, sobre todo para los niños, cuando se cae un poste de luz o un cartel”, y por último, dijo angustiada que  “cada vez que hay viento sus hijos se enferman”.
Los que tuvieron la posibilidad de quedarse en su casa lo hicieron sin dudarlo, mientras otros no les quedó otra opción que afrontar el día ventoso.
En varios puntos de la ciudad se registró la caída de árboles, también la suspensión del servicio eléctrico en algunos barrios debido a la caída de los postes del tendido eléctrico, y por la caída de carteles que obstruyeron  el paso del peatón y del tránsito vehicular, en algunos casos.
Debido a los destrozos e inconvenientes provocados por las ráfagas del viento, se debió recurrir a la intervención del personal de la Policía de la Provincia, de Defensa Civil, Bomberos  y de la empresa prestadora de servicio eléctrico, que tuvieron una jornada con mucho trabajo.