Además ligó el accionar de Alloco con intereses políticos al asegurar que utiliza la Justicia con otros fines. Ríos sería indagado mañana.

El abogado del ex intendente de Belén, Daniel “Telchi” Ríos”, Walter Falcone, aseguró que quien se debía hacer cargo de girar los fondos a la Administración General de Rentas es el actual intendente Arnoldo Ávila. Falcone explicó la operatoria implementada a partir del convenio entre la Municipalidad de Belén y Rentas y especificó que las retenciones vencen el 25 del mes siguiente al que se realizaron, es decir, que lo correspondiente a diciembre de 2011 debía ser rendido en enero de 2012, fecha en que ya se encontraba en el cargo Ávila. “Si se está hablando de alguna retención de Ingresos Brutos correspondiente a diciembre de 2011, la obligación de depósito era de la nueva gestión”, expresó.
Además, afirmó que los fondos de las retenciones por el pago a proveedores y por servicios quedaron en las cuentas del municipio. “Todo está documentado y están los fondos disponibles», expresó.
Ríos fue acusado y está detenido desde el pasado jueves por no enviar lo recaudado por el municipio como agente de retención de impuestos provinciales en los últimos diez días de gestión a Rentas, además, por el faltante de dinero del tesoro municipal.
Falcone también cuestionó el accionar de la Fiscalía de Belén y del fiscal subrogante, Carlos Alloco, al asegurar que hace cinco meses cuando Fiscalía de Estado presentó la denuncia, Ríos y los otros ex funcionarios involucrados se presentaron espontáneamente a declarar, y nunca fueron llamados. «Desde el momento que fueron privados de la libertad pedimos urgente la audiencia de declaración porque ellos quieren declarar y explicar que lo denunciado es erróneo», manifestó y anticipó que la indagatoria se fijó para mañana.
«Él -por Alloco- interviene en la causa y lo primero que hace es imputar y ordenar la privación de la libertad erróneamente. Lo grosero de la privación de la libertad es que solo se dicta cuando existe peligro de fuga, o de entorpecimiento de la investigación, pero en una causa en la que los denunciados se ofrecen a declarar, trabajan y tienen sus familias en Belén, qué peligro de fuga o de entorpecimiento puede haber. La medida es simplemente el escarnio, el daño, o el vedettismo que tanto critica a otros quien está actuando», disparó.
Finalmente, ligó el accionar de Alloco con intereses políticos. “Ordenan una detención, justo el día de un acto político. Acá son otros los intereses que están en juego. Lamentablemente se usa a la Justicia de la Provincia con otros fines”, concluyó.

La operatoria

?La municipalidad de Belén firmó un convenio con Rentas a través del cual oficia como agente de retención de ingresos brutos. La operatoria supone que, al liquidar los salarios, el municipio retiene un porcentaje que queda en una cuenta y al mes siguiente es extraído y a través de un cheque depositado en la cuenta de Rentas.