El actor le pagará menos mensualidad de la prevista a Katie Holmes. Ella cedió a cambio de quedarse con la custodia de la hija de ambos, Suri, a quien él podrá visitar.

A pesar de que el divorcio pintaba para ser un escándalo, la pareja de Tom Cruise y Katie Holmes llegó a un acuerdo por su separación más fácil y rápido de lo esperado. Y parece que al actor, el divorcio le va a costar bastante menos de lo imaginado. Según el sitio TMZ, gracias al acuerdo firmado por ambos, Cruise le pasaría 400 mil dólares al año a su ex, para gastos de manutención de la hija de ambos, Suri. Esto es hasta que la nena, ahora de 6 años, cumpla los 18. Una cifra que para uno de los actores más ricos de Hollywood resulta casi una ganga. El tema que más diferencias provocó entre ambos fue la tenencia de Suri (de hecho, la polémica por la educación de la nena en la Cienciología que prentendía el padre llevó a Holmes a pedirle el divorcio) y en principio, acordaron que Suri quede bajo la custodia de la madre con un régimen de visitas para Tom. Se supone que Katie resignó recibir más dinero a cambio de quedarse a cargo de su hija.