En su casa se hallaron 50 cd’s con pornografía infantil. El docente que es buscado enseña en escuelas del nivel Primario en Andalgalá y Pomán.

Uno de los docentes sospechados de integrar una red internacional de pedofilia se habría puesto a disposición del Juzgado de Garantías y de Menores andalgalense, en tanto que el restante sigue en calidad de prófugo.
Ambos docentes, según la información a la que pudo acceder El Ancasti, el viernes se encontraban en la Capital participando de capacitaciones cuando sus domicilios estaban siendo allanados por efectivos de la Policía de la Provincia y de la Policía Federal.
Según informaron fuentes consultadas, el docente de Inglés, de aproximadamente 50 años, regresó a Andalgalá y enterado del procedimiento policial se presentó ante la Justicia y dio su versión de lo ocurrido. En la casa del profesor -que enseña en Andalgalá- se encontraron 50 discos compactos con material que contenía pornografía infantil. Estos elementos fueron secuestrados por el perito de la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal que llevó los cds para su análisis en Buenos Aires.
De acuerdo con lo que pudo averiguar este diario, las grabaciones estaban escondidas entre prendas de vestir u ocultas en otros sectores de las viviendas, lejos del alcance de la vista.
Según informaron extraoficialmente, esta persona podría ser citada nuevamente por la Justicia para tomársele declaración indagatoria.

Prófugo
En relación con el otro docente, de aproximadamente 30 años, se desconoce cuál es su paradero.
Él habría viajado hasta San Fernando del Valle de Catamarca para una capacitación y los investigadores tratan de determinar si es que volvió a Andalgalá.
La Justicia ordenó la captura nacional del docente, quien ejercería en una escuela andalgalense y en el departamento Pomán. La pesquisa efectuada habría determinado que desde su dirección de correo electrónico se enviaron tres videos en los que habría niños desnudos.
De la pericia se concluirá si es que las imágenes y los videos secuestrados tienen como protagonistas a niños de esa localidad y poblaciones vecinas.
Por otro lado, se confirmó que el último allanamiento efectuado el viernes a la medianoche en un domicilio céntrico era propiedad de una joven.
En su inmueble habrían incautado numerosas películas de porno «casero», pero en las que no habría menores como protagonistas. A esta joven se le habría tomado declaración, pero no está incriminada en la causa.

Los allanamientos
El viernes la Policía Federal con la colaboración de la policía de la provincia concretó seis allanamientos en viviendas y en un ciber andalgalenses.
El local comercial fue el primero en ser allanado ya que la dirección de IP aportada por la Interpol desde España hacía mención a que desde una PC con esa dirección se enviaba material pornográfico.
En el ciber no se encontró material, pero sí se determinó que desde una cuenta de correo se enviaban contenidos de pedofilia. Por datos aportados, los investigadores pudieron arribar a los domicilios de los docentes y a otras viviendas.
Todo el material secuestrado fue ya enviado a Buenos Aires, en donde será examinado por peritos.

¿Quiénes son los «boylovers»?

En 2009 la detención de un «boylovers» español fue la punta del ovillo de la investigación que culminó con los múltiples allanamientos en Andalgalá.
¿Quiénes son los boylovers? El FBI alertaba sobre la presencia de estos grupos que operan generalmente en Internet. La traducción al español sería «amantes de los niños».
Es considerado un movimiento social que lucha por la aceptación de la atracción romántica de los adultos hacia los niños y pugna por la modificación en las leyes criminales.
El material fílmico es «subido» a la web, pero no todos tienen acceso y el reclutamiento de este grupo mundial apuntaba a niños en situación de calle, alumnos de escuelas o simplemente menores a los que contactaban a través de las redes sociales.