El siniestro se declaró ayer y según las primeras estimaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, afectó unas 1.000 hectáreas. Los municipios perjudicados son Coín, Alhaurín el Grande, Mijas, Marbella, Ojén y Monda.

El fuego se propagó con velocidad en un recorrido, en longitud recta, de hasta 12 kilómetros.

Los trabajos que se realizaron permitieron que tres los cuatro frentes se encuentren controlados, lo que frena su avance y generó que los esfuerzos de extinción se centren en el frente norte, indica el diario El País

Las autoridades informaron que las condiciones meteorológicas son más favorables para las tareas de extinción que cuando comenzó el fuego, ya que no se registra viendo y aumentó la humedad relativa durante la noche.

A la medianoche fue decretado el nivel 2 de gravedad, nivel de emergencia que se activa cuando la comunidad autónoma pide ayuda al Estado por razones de interés nacional.