La noche del viernes fue primaveral y el clima era el ideal para disfrutar de un show al aire libre. Pero en el Estadio de Ferro no se vivió cualquier show, sino que se presentó una de las bandas norteamericanas con más repercusión en los últimos años. Maroon 5 tocó ante una multitud, principalmente adolescentes, y deslumbró en el marco del festival Coca Cola in concert, en su segunda visita al país y presentando su cuarto álbum, «Overexposed».

A las 21 en punto, comenzó a sonar «Payphone», uno de los temas del momento de esta banda californiana que llegó a escena con un vestuario totalmente blanco y con un sonido perfecto.

Los temas, en su mayoría clásicos como «This Time», «She will be loved», «Sunday Morning» o «Stereo Hearts», fueron coreados por un público que si bien se mostró calmo, tuvo picos de euforia, especialmente cuando el cantante Adam Levine presentó a los otros cuatro integrantes de la banda y cuando saludó al público, agradeció y reveló que desde chicos soñaron con cantar frente a un gran público y esa noche fue un sueño hecho realidad.

El show fue breve, pero completo y dinámico, y no  por las pantallas de led que le brindaron modernidad y color al show, sino por los casi 20 temas que interpretaron sobre el escenario y el majestuoso final en el que presentaron un mix del tema «Sexy Back» (Justin Timberlake) y su éxito «Moves Like Jagger», que puso a todos a bailar, para culminar en un gran aplauso que se extendió unos minutos después de las 22:40 horas, cuando dieron por terminado su show en el país.

Cabe destacar que quien realizó una presentación de casi una hora fue el telonero de Maroon 5, Javier Colon, un nicaragüense que se consagró como ganador del programa La Voz, en los Estados Unidos, donde el vocalista del grupo trabajó como coach durante 2011. El nuevo talento sorprendió con temas propios pero también con covers de Franco de Vita y Adele, entre otros.