El Instituto Provincial de la Vivienda recibió días atrás la notificación por parte de la AFIP para que pague una suma que rondaría los 3 millones de pesos por evasión fiscal de aportes previsionales en concepto de Adicional Fondo Estímulo IPV, que desde hace más de 19 años se les abona a los empleados del organismo. La notificación es consecuencia de la denuncia que el año pasado realizara el sindicato que nuclea a los trabajadores.
Aunque desde el gremio, que actualmente conduce el secretario adjunto, Orlando Lugones, indicaron que oficialmente no tienen conocimiento de que el organismo nacional ya ha intimado al IPV por la denuncia realizada, una fuente del organismo señaló que la presentación se realizó. Desde el gremio, se sostiene que los trascendidos indican que ya les llegó la notificación para que el organismo provincial realice el aporte de los últimos 10 años y que comiencen a realizar los descuentos de ley a futuro.
En tanto, otras fuentes consultadas por este diario indicaron que el administrador Dante López Rodríguez ya cuenta con la orden de la AFIP para cumplir con la orden y por lo tanto el organismo se vería obligado a pagar alrededor de 3 millones de pesos, ya que se calcularon solamente los últimos diez años, además de realizar de ahora en más los descuentos de ley.

Reclamo

Durante la administración de Eduardo Brizuela del Moral (H), el sindicato inició el reclamo para que se efectuaran los descuentos de ley por este incentivo que en concepto de Adicional Fondo Estímulo IPV reciben los empleados hace más de diecinueve años. Éste se compone del pago de certificaciones de obra y del recupero de crédito.
El adicional fue creado por decreto 3037/92 de carácter remunerativo al solo efecto de los aportes previsionales. Al año siguiente se modificó en no remunerativo, continuando así hasta la actualidad. La liquidación de éste se realiza en forma interna dentro del organismo provincial, motivo por el cual no es declarado ante la Administración Federal de Ingresos Públicos. En la denuncia, el gremio afirmó que dicho incumplimiento de las obligaciones del empleador, repercute directamente en el futuro haber previsional del personal.
El administrador del IPV, López Rodríguez, habría anticipado que cumpliría con esta obligación a futuro y estaría viendo las alternativas para realizar el pago de la suma millonaria producto de los incumplimientos dejados por la anterior administración.