Cristina Fernández de Kirchner recibió a directivos de la empresa Praxair, que pondrá en marcha dos nuevas plantas dedicadas a la producción de oxígeno, nitrógeno y argón, con una inversión de 305 millones de pesos y la generación de 150 puestos de trabajo.

“Se trata de un sector en crecimiento, que durante los primeros seis meses del 2012 aumentó su producción en 1,6% con respecto al mismo período del año anterior”, destacó la ministra de Industria, Débora Giorgi, al término del encuentro, a través de un comunicado de prensa.

La funcionaria, quien participó del encuentro entre la Presidenta y los empresarios, aseguró que en el país «seguimos recibiendo nuevas inversiones y generando más empleo, mientras escuchamos que en otras partes del mundo, lamentablemente, aplican medidas de ajuste”.

Una de las fábricas de la compañía, de origen estadounidense, se instalará en la localidad bonaerense de Campana tras una inversión de 215 millones de pesos y abastecerá principalmente al polo industrial Zárate–Campana.

En tanto, la segunda planta, con una inversión de 90 millones de pesos estará ubicada en Bragado, también en la provincia de Buenos Aires, para satisfacer la demanda de la empresa Aceros Bragado.

Ambos proyectos permitirán emplear a más de 150 personas y mejorar la balanza comercial en aproximadamente 1,5 millón de dólares por año, debido a la sustitución de importaciones provenientes de Uruguay y Brasil y al incremento de las exportaciones a países limítrofes.

Impulsará también empleo indirecto, sobre todo en el sector de transporte. Del encuentro participaron el presidente de Praxair South América, Domingos Bulus; el director ejecutivo de negocios, Gilney Bastos; el gerente general de Paxair Argentina, Paulo Baranua; y el gerente de negocios estratégicos, Eduardo Cicconni.