Un reciente estudio parece ser la respuesta: por qué para ellos es imposible distinguir entre gamas de colores que para ellas son «obvios». Hay diferencias biológicas en el sentido de la vista que explican todo

Por si había pocas diferencias entre el género femenino y masculino, científicos de la Universidad de Nueva York vinieron a agregar una más: hombres y mujeres tienen capacidades oculares distintas.