El escocés se adjudicó el primer título Grand Slam de su carrera tenística al vencer al serbio, defensor del título, por 7-6 (10), 7-5, 2-6, 3-6 y 6-2, en una final apasionante que se extendió por cuatro y 55 minutos.

Murray, nuevo número 3 del mundo en el ranking de ATP, necesitó de casi 5 horas de juego, para superar a Djokovic (2), en una final extraordinaria.

El escocés, de 25 años y medalla de oro en los Juegos Olímpicos Londres 2012, quebró así la racha de cuatro finales de Grand Slam perdidas: US Open 2008, Abierto de Australia 2010 y 2011 y Wimbledon 2012.

Murray, ganador de 23 títulos, mostró un juego sólido en los dos primeros sets, pero después no pudo mantener ese nivel en el tercero y cuarto y por eso todo se definió en el quinto y último.

Con el triunfo, el británico achicó la diferencia en el historial a un sólo partido: 7 éxitos y 8 derrotas.

En el primer parcial, los dos tenistas tuvieron problemas con su servicio (lo perdieron dos veces cada uno) y a la vez cometieron 19 errores no forzados. Pero Murray, tras 1 hora y 27 minutos, se mostró más firme en el tie break para llevárselo por 12-10.

En el segundo pasó algo parecido con el saque (lo cedieron ambos en dos ocasiones), pero el escocés redujo los errores no forzados (9 contra 19) y así se lo quedó por 7-5, luego de 59 minutos.

Pero la historia cambió en el tercer y cuarto parcial, ya que Djokovic, también de 25 años y vencedor en 31 finales, cinco de Grand Slam: Abierto de Australia 2008, 2011 y 2012, y US Open y Wimbledon 2011; mejoró su servicio, le quebró el saque a su rival en dos oportunidades en cada set, y niveló el marcador con un 6-2 (46m.) y 6-3 (51m.).

Pero en el último parcial, Murray ajustó su juego, Djokovic bajó su rendimiento (perdió tres veces su saque) y luego de 50 minutos, el británico alcanzó la gloria en suelo estadounidense, la misma que se le había negado en otras cuatro ocasiones.

Artículo anteriorFalleció el número dos de Al Qaeda en Yemen
Artículo siguienteFiambalá: una madre ingresó a la escuela, agredió a un niño y amenazó a otros