El pasado viernes se produjo un caso de violencia escolar, en la Escuela N° 224 del Barrio Centro de la ciudad de Fiambalá.
En el último recreo, antes del horario de salida, ingresó al establecimiento escolar la madre de una alumna de sexto año, con el propósito de agredir a niños ex compañeros de su hija porque, según ella, discriminarían a la niña.

Según lo relatado por alumnos y padres del mencionado curso, la mujer ingresó al edificio escolar, y se dirigió al aula de los niños. “La señora entro y nos comenzó a retar e insultar con palabras feas y atrevidas, alcanzó a agarrar de los pelos a un compañero mientras con la otra mano le propinaba fuertes golpes en la cabeza. Entones los demás compañeros al ver que su compañero gritaba y lloraba, intentaron defenderlo empujando y agarrándole las manos a esta señora, para que no continúe pegándole al niño, que tiene 11 años”, contó la madre de un alumno del establecimiento escolar que protagonizó el episodio.

Luego de eso, la mujer fuera de sí, amenazó a todos los chicos diciéndoles que los “va a agarrar a uno por uno en cualquier lugar y cualquier día, dentro o fuera de la escuela”.

Por otra parte, un padre dijo que él esperaba a su hija en la plaza y cuando comenzaron a salir de la escuela en fila, le llamó la atención que su hija como los demás compañeritos salían llorando. “Todos corrieron a contarme lo que había pasado dentro de la escuela, de inmediato me fui a la Comisaría que está a pocos metros junto con los niños para dejar constancia de lo que había pasado y de paso que los mismos uniformados vieran a los alumnos en el estado de shock que se encontraban, pero en ese momento el oficial a cargo había salido”, relató el hombre, quien regresó a la escuela para dialogar con la directora de la institución sobre los sucesos
El mismo día por la tarde, un grupo de padres fue a la Comisaría para realizar exposiciones contra la mujer acusada.

Luego de que un padre contara su versión por FM San Francisco, la mujer acusada de la agresión que se identificó como Emilia Bourda, insólitamente salió a contestar, expresando que a su hija la discriminan por ser pobre, además de negar todos los cargos en su contra.

 

Elabaucandigital