La FIFA registró en la Unión Europea el diseño del animal sonriente con un balón en la mano, confirmando el rumor que circulaba desde en marzo. Su nombre será votado

Era un secreto a voces desde que la revista Veja lo anticipó en marzo pasado. Ningún dirigente de la FIFA lo confirmó en su momento ni ahora, ya que el anuncio oficial todavía no se hizo. Sin embargo, lo cierto que este martes varios medios brasileños se hicieron eco de una noticia que puso fin a la falta de certeza: Brasil registró el diseño de un armadillo en la Oficina de Registro de Marcas, Dibujos y Modelos de la Unión Europea.

En concreto, la FIFA puso a su nombre una imagen en blanco y negro de frente, y cuatro en 3D y desde distintos ángulos del ‘tolypeuctes tricinctus’, conocido también como mulita, un mamífero de América tropical de caparazón de placas óseas cubiertas por escamas movibles.

En la prensa local se filtró además el detalle a colores del simpático diseño: tendrá caparazón azul, ojos verdes y tez amarilla, y estará sosteniendo una pelota de fútbol. El dieseño será presentado el 16 de septiembre.

«Estamos contentos que la mascota ya está comenzando a encontrarse con el público en algunas de las sedes y estamos ansiosos de dar a conocer al pueblo brasileño y a todo el mundo la oportunidad de conocer más sobre ella durante la preparación del evento», indicó el organismo en un correo electrónico a la agencia AFP.

La tradición de la mascota del Mundial nació con el león Willie en Inglaterra-1966 y desde entonces ha sido una figura presente en el máximo evento del fútbol mundial.

Esta vez, la idea fue presentada al Comité Organizador Local (COL) del Mundial y al ministerio de Deportes en febrero por la Asociación Caatinga, una organización no gubernamental asentada en el noreste de Brasil dedicada a la protección del medio ambiente, según detalló el sitio Globo Esporte.

Una característica del ‘tatú-bola’ es que se convierte en pelota cuando se ve amenazado por depredadores. La relación le valió al armadillo para ganarle la carrera al puma y el guacamayo, como también al ‘Sachi’, un personaje del folclore brasileño, todos en disputa por convertirse en la mascota del Mundial. La mascota de Sudáfrica-2010 fue Zakumi, un leopardo de melena verde, el mismo color de su pantalón, y con una pelota en una mano.

La pelota oficial ya tiene nombre: Brazuca. Lo decidieron miles de brasileños que votaron en una encuesta online. Ahora también podrán elegir el nombre de la mascota.