Sergio Martínez, flamante campeón de los medianos de la CMB, confesó su anhelo de realizar un combate en el Monumental. El combate podría llevarse a cabo en el 2013

«Puede ser en River. Es un sueño para mí. Ni hablar de una despedida», aseguró el boxeador argentino, quien el sábado venció a Julio César Chávez Jr. en una pelea que tuvo en vilo a gran parte del pueblo argentino.

«Recuperar el cinturón de las 160 libras (73 kg), triunfar en Las Vegas. Me queda un combate grande en la Argentina, y que me voten como el mejor boxeador libra por libra. Ser el mejor de todos es una obsesión. Ser N°1 es lo más difícil», comentó en diálogo con Radio Mitre. 

A su vez, «Maravilla» habló sobre lo que hizo luego de la victoria frente al mexicano y afirmó: «Pasé varias horas en el hospital para hacerme unos puntos en el ojo, unas grampas en la cabeza».

«En el vestuario me quebré un ratito. No fue fácil. Hubo mucho en el medio. Lo más fácil fue la pelea», expresó Martínez, quien ahora planea lo que es uno sus sueños: pelear en el estadio Monumental.