Según los controles que realiza el Consejo de Seguridad Vial, se advierte que el “60 por ciento de los conductores de Capital usan ahora su casco protector”, según lo manifestó Carlos Farah, titular del área, en operativo de intercambio de cascos que el municipio de la Capital realizó en el marco de la campaña de tránsito “Respetarnos es saber llegar”.

El personal de tránsito del municipio seleccionó a aquellos conductores que se encontraban en regla instándolos a intercambiar los cascos viejos por nuevas unidades.

La campaña “Respetarnos es saber llegar” alcanzó una fuerte aceptación de la comunidad. El coordinador del Consejo de Seguridad Vial, Carlos Farah, felicitó al personal que trabaja para concientizar a todos los motociclistas de la ciudad acerca del uso del casco y afirmó que según los controles, el 60 por ciento de los motociclistas han incrementado su utilización.

El responsable local del área de Seguridad Vial reconoció el trabajo coordinado de las instituciones, manifestando que “es digno de felicitar al municipio de la Capital, por esta campaña que llevan adelante el intendente Jalil, el secretario de Gobierno, Gustavo Saadi y todo el equipo de Tránsito de la Municipalidad, realmente digna de imitar. Incluso lo resalté en las distintas reuniones que tuvimos en el interior de la provincia. Los felicito y ojalá que este tipo de campaña la podamos repetir a lo largo de todo el año”.

Por su parte, el director de la Policía Municipal, Guillermo Matterson, expresó que “el reciclado de cascos, en el cual se hace el cambio por una unidad nueva cuando el casco que ya ha llegado a un estado de uso avanzado no cumple con la norma de seguridad, porque la función prioritaria del casco es salvaguardar la vida en eventualidad del accidente”.

Al mismo tiempo, Matterson explicó que “es importante tener en cuenta que la parte interior del casco se va degradando igual que la cinta que ciñe la cabeza; ambos tienen que estar en buenas condiciones para que ante la eventualidad del accidente el casco cubra como corresponde el cráneo de la persona, para lo cual debe estar correctamente ajustado”, concluyó.