Teherán anunció que a partir de marzo de 2013 contará con un servicio de red nacional, en otro intento para controlar la información

El anuncio de una red de internet nacional, proyecto del que se venía hablando hace varios meses sin ninguna confirmación oficial, se produjo cuando la televisión estatal iraní anunciaba que el motor de búsquedas Google y su servicio de correo electrónico serían bloqueados: «Dentro de pocas horas».

«Por pedido del pueblo, Google y Gmail serán filtrados en todo el país. Estarán bloqueados hasta nueva orden», explicó Adbolsamad Joramabadi, consejero de la fiscalía general y secretario de un organismo encargado de detectar los contenidos ilegales en internet.

Irán tiene uno de los filtros más estrictos a nivel mundial en internet, impidiendo a sus ciudadanos que tengan acceso a innumerables sitios que, según las autoridades, contradicen los valores de una república islámica.

Sin embargo, no son pocos los que piensan que el bloqueo de páginas como Facebook y YouTube se debe a su uso para protestas antigubernamentales después de la cuestionada reelección de Mahmoud Ahmadinejad en 2009 y las registradas desde finales de 2010 en varios países de la región y África del Norte.

Recientemente, el ayatolá Khomenei reclamó a las «autoridades de Occidente» que bloqueen el acceso al tráiler de La inocencia de los musulmanes, la polémica película que provocó estallidos de violencia en varios países islámicos, incluido Libia, donde resultó asesinado el embajador de los EEUU.

Páginas que expresan puntos de vista considerados contrarios al régimen también son bloqueados de forma rutinaria, y muchos de sus autores, encarcelados sin recibir algún tipo de juicio.

Los iraníes consiguen superar los filtros del Gobierno utilizando el software de redes virtuales privadas (VPN por sus siglas en inglés) que hacen que la computadora aparezca como si estuviera en otro país.

En los últimos días, todas las agencias y oficinas gubernamentales se conectaron a la red nacional de información», dijo el ministro de comunicaciones y tecnología Ali Hakim-Javadi, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Mehr.

Según los medios iraníes, el sistema nacional podría aplicarse por completo en marzo de 2013, pero no está claro si el acceso a internet del resto del mundo podría cortarse una vez que funcione el sistema iraní.

Incluso utilizando el VPN, muchos iraníes tuvieron serios problemas para acceder a su correo electrónico y a redes sociales en febrero, antes de las elecciones parlamentarias.