Los trabajadores del SAME explicaron a la Gobernadora que la demanda de atención creció más del 200 por ciento desde marzo de este año a la fecha. La Gobernadora Lucía Corpacci visitó esta mañana a los trabajadores del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME), que depende del Ministerio de Salud.
La jefa de Estado dialogó con el director del SAME, Norberto Bazán, y recorrió la obra que se lleva adelante para mejorar las precarias condiciones en que desarrollan su tarea médicos, paramédicos, enfermeros y choferes.
Corpacci felicitó a los profesionales por su dedicación y vocación de servicio, y observó el reconocimiento que alcanzaron en la comunidad, instándolos a seguir mejorando en su labor.
Adelantó además que la intención es convertir al SAME en “el gran centro de derivación de la provincia”, ampliando su capacidad operativa.
Los trabajadores del SAME, en tanto, indicaron que si la demanda se mantiene en aumento a mediano plazo necesitarán más herramientas de trabajo.
Bazán, responsable del servicio, indicó por su parte que “el 82 por ciento de los casos que atendemos involucran a ciudadanos sin obra social”, lo cual significa que “estamos llegando donde tenemos que llegar”.
El médico comentó que el SAME recibe más de 70 llamados diarios, y que la demanda de atención “creció más del 200 por ciento desde marzo de este año a la fecha”.
“Para continuar respondiendo a la comunidad necesitamos más ambulancias y un sistema óptimo de comunicación”, agregó.
“Para la asistencia dividimos a la ciudad Capital en cuatro zonas, y actualmente la mayor cantidad de llamados provienen de las zonas Norte y Sur. El Centro quedó en tercer lugar, lo cual muestra un cambio con respecto a otros años”, aseguró Bazán.