Los supermercados perdieron el año pasado 869 millones de pesos debido a mermas, tales como vencimientos, hurtos externos y averías, cifra que representó el 1,48 por ciento de la facturación de las cadenas.

El informe fue presentado por Hasar Consultoría y corresponde al Sexto Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas, que se realizó con el auspicio de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

De acuerdo con los datos privados, casi el 20 por ciento de la pérdida de los súper se concentra en mercadería que se vence, como el caso de las verduras y los lácteos, carnes y fiambres, consigna la agencia DyN.

Otro 20 por ciento de la merma se produce por el robo de mercadería a través de bolsas de polietileno, o en el caso de las mujeres, ocultando mercadería entre sus ropas o debajo de sus faldas.

 

Una parte importante de los robos se producen cuando las mujeres ocultan mercaderías entre sus ropas o debajo de sus faldas

El hurto interno representa el 15 por ciento de la pérdida y se produce en el consumo de productos en el local, despacho de mercadería sin facturar o mercadería camuflada en ropa o maletines.

Las averías y rupturas representan el 8,7 por ciento mientras que errores de administración implican el 7 por ciento de la merma total de los supermercados.