En el Santuario de Nuestra Señora de Belén se ofició una misa rogando por el eterno descanso de su alma, y en el atrio del mismo se concretó el acto protocolar diagramado por los amigos de don Antonio, la municipalidad de Belén, el Partido Justicialista, concejales, familiares, amigos y pueblo en general.

En la jornada de ayer, una multitud se convocó alrededor de las 9.00 para acompañar el arribo de los restos mortales de don Antonio Onésimo Saadi a la localidad de Londres, para luego continuar hacia la ciudad de Belén, tras 16 años de ausencia en su tierra natal.
En el Santuario de Nuestra Señora de Belén se oficio una misa rogando por el eterno descanso de su alma, y en el atrio de la misma se concretó el acto protocolar diagramado por los amigos de don Antonio, la municipalidad de Belén, el Partido Justicialista, concejales, familiares, amigos y pueblo en general.
Momentos de intensa emoción acompañaron el retorno de los restos de este hombre tan querido por su pueblo, que ha ocupado altos cargos del Gobierno de Catamarca, como también en el Poder Legislativo provincial.
Una multitud de amigos,  compañeros peronistas,  políticos de la oposición, siempre unidos por una muy buena amistad a pesar de sus distintos pensamientos y militancia dentro de la política lugareña estuvieron presente en la despedida final.
Solidario
Coinciden quienes lo conocieron, que don Antonio Saadi fue una persona generosa, siempre dispuesta a brindar ayuda, a contribuir en la solución de problemas.
Todos en su Belén natal lo recuerdan con mucho cariño, precisamente por esos actos de solidaridad que siempre les ha brindado.
El pueblo de Belén estuvo ayer presente en forma masiva para recibir los restos mortales de quien fue en vida un político sin igual, de labor incansable en bien de sus coterráneos.