Según el Ministerio de Salud, el 32% del total de los fallecimientos es por problemas cardiovasculares. Además, una de cada tres mujeres pierde la vida por patologías relacionadas con problemas del corazón

En el Día Mundial del Corazón, la Cartera de Salud difundió un comunicado en el que su Ministro, Juan Manzur aseguró que esta jornada es “una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de que todos nos cuidemos manteniendo hábitos de vida saludables”.

Las muertes que se producen anualmente por problemas cardiovasculares en Argentina representan el 32% del total de fallecimientos, que son aproximadamente 305.000, según estadísticas del Ministerio de Salud.

El ministerio de Salud insistió en incorporar hábitos saludables para mantener un sistema cardiovascular sano, entre ellos reducir el consumo de sal hasta 5 gramos diarios, hacer ejercicios físicos (bailar, pasear al perro, lavar el auto), incrementar el consumo de frutas y verduras y no fumar.

Según la Asociación Cardiológica Argentina (ACA), una de cada tres mujeres fallece por este tipo de patologías, lo que la llevó a ser la principal causa de muerte en el grupo.

«El corazón de la mujer puede romperse en serio», señala una campaña de concientización lanzada por la ACA en medios gráficos y televisivos, que concitó el apoyo de reconocidos actores y actrices.

Según la entidad, «las enfermedades cardíacas provocan en las argentinas más muertes que el cáncer, los accidentes y el HIV juntos».

La segunda Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada por la cartera sanitaria en 2009 reflejó el alto nivel de sedentarismo y obesidad de la población argentina.

Según el estudio, el 35,4% de los argentinos tiene sobrepeso, el 54,9% no realiza los treinta minutos de actividad física diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el 27,1% es fumador.