Ganó 2-1 un partido que controlaba con los goles de Farías hasta que el descuento de Chiapello le puso un signo de pregunta al marcador. Al final, «El Rojo» salió del último puesto del descenso y cayó allí el local

Independiente apeló a su prosapia de equipo grande y venció hoy a Unión en Santa Fe por 2 a1, en lo que podría convertirse en primer peldaño de una recuperación de su complicada situación con el promedio.

 

“El Rojo” -después de 15 juegos locales sin victorias- con dos goles de la figura de la cancha, Ernesto Farías, logrados a los 28 minutos del primer tiempo y los 3 del complemento mientras que Federico Chiapello marcó el descuento de Unión, cuando iban 27 del segundo.

 

El elenco santafesino es otro de los que están seriamente complicados en el promedio y su andar en el certamen es deficitario.

 

De hecho, Unión hoy se quedó en el fondo de las dos tablas, superado por su rival de esta tarde en la del promedio.

 

Si de números se trata, el equipo de Américo Gallego mejoró en goles a favor porque alcanzó a San Lorenzo (ahora son dos los que menos tantos convirtieron) y ganó un partido a diferencia de Unión que solamente sumó con tres empates.

 

Independiente ya había ganado un encuentro (a Liverpool de Uruguay por Copa Sudamericana) el miércoles último y sus jugadores vivían los últimos días con algún atenuante.

 

Unión se quedó con la espina de llevar ahora trece encuentros sin victorias, de haber visto a su figura del pasado Paulo Rosales jugar para los contrarios y de haber dejado pasar una fecha en la que había caído otra vez San Lorenzo de Almagro, rival directo en la tabla de promedios.

 

Fue el equipo de Nery Pumpido el que se mostró animoso los primeros 20 minutos, cuando le puso ritmo al partido intentando aprovechar la localía y llegó en un par de ocasiones, con poca fortuna en los últimos20 metros.

 

Para Independiente fue todo mucho más trabajoso y antes de la media hora, ya con un cambio forzado por una lesión (Fabián Vargas por Jonathan Santana), Farías recibió de espaldas al arco dentro del área, se acomodó y fue implacable en la definición.

 

 

No abundaron las virtudes técnicas en ese primer período, entre dos equipos presionados en los fondos de la tabla de promedios.

 

El ingreso de Cavallaro era una promesa para Unión, por el buen trato de pelota del juvenil, pero todo empezó a ponerse cuesta arriba para el dueño de casa cuando Farías recibió otra vez, entrando al área y cruzó un remate inalcanzable para el arquero Limia.

 

Con el 2 a0, Independiente se propuso jugar lejos de su área y, aunque Unión se hizo de la pelota, comenzó a presionar en todos los sectores.

 

El local pudo sacar provecho de una de sus especialidades que tanto resultado le habían dado en el certamen anterior, el centro al área. Así descontó Chiapello después de una acción que tomó por sorpresa a toda la defensa de Independiente cuando le bajaron la pelota de cabeza para que la empujara.

 

Claro que a un Unión escaso de figuras, de poco brillo y dudosa eficacia ofensiva se le terminó el combustible.

 

Y en un partido sin notorios lucimientos personales ni habilidosos a la vista, Farías fue la figura por su contundencia goleadora, anotando hoy sus tantos 140 y 141.

 

Síntesis:
Unión: Alejandro Limia; Ricardo Mazacotte, Diego Barisone, Nicolás Correa, Mauro Maidana; Matías Donnet, Marcelo Sarmiento, Pablo Míguez, Braian Alemán; Pablo Magnín y Diego Jara. DT: Nery Pumpido.

 

Independiente: Hilario Navarro; Gabriel Valés, Julián Velázquez, Leonel Galeano, Claudio Morel Rodríguez; Jonathan Santana, Roberto Battión; Víctor Zapata, Osmar Ferreyra, Luciano Leguizamón; Ernesto Farías. DT: Américo Gallego.

 

Gol en el primer tiempo: 28m Farías (I).
Goles en el segundo tiempo: 3m Farías (I), 27m Chiapello (U).

 

Cambio en el primer tiempo: 23m Vargas por Santana (I),
Cambios en el segundo tiempo: al inicio, Cavallaro por Donnet (U), 10m Rosales por Leguizamón (I), 16m Chiapello por Jara (U), 26m Cristian Núñez por Alem n (U) y 37m Fredes por Zapata (I).

 

Cancha: Unión.
Árbitro: Patricio Loustau.