La agenda digital es una política de Estado en esta provincia cuyana. Es un plan a 20 años que integra a todos los habitantes de la provincia en la sociedad de la información a través de casi 500 iniciativas. ¿Cuáles son las claves políticas y económicas de estos desarrollos?

Los 431 mil habitantes de la provincia de San Luis pueden navegar gratis por Internet a través de una red inalámbrica WiFi en todos los centros urbanos del  territorio de 74 mil kilómetros cuadrados de este distrito cuyano, acceder en forma gratuita a una cédula de identidad electrónica con la cual pueden realizar la mayoría de los trámites con el Estado por la web, e incluso disponer de una firma digital para múltiples gestiones. Y para 2013, cada uno de ellos tendrá una historia clínica digitalizada y única.

“No es ciencia ficción, es la provincia de San Luis. Parece ciencia ficción”, afirmó el gobernador Claudio Poggi, quien aprovechó la sexta edición de muestra tecnológica San Luis Digital, realizada entre el 27 y el 30 de septiembre, para mostrar los avances de esta política de inclusión digital, iniciada por sus antecesores, los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.

En Terrazas del Portezuelo, en las afueras de la capital puntana, en la moderna Casa de Gobierno provincial, se montó esta feria que funcionó de escaparate de las diferentes iniciativas digitales de esta provincia cuyana, en un predio de 2.275 m2 distribuidos en 2 plantas que albergó 96 stands.

La agenda digital es una política de Estado en esta provincia cuyana. Es un plan a 20 años que integra a todos los habitantes de la provincia en la sociedad de la información a través de casi 500 iniciativas agrupadas en seis ejes principales:

  • Infraestructura.
  • Marco legal.
  • Gobierno.
  • Tecnología.
  • Educación.
  • Producción. 

Cada aspecto de esta política digital provincial se ejecuta con un criterio inclusivo, de la periferia al centro. Así, llega primero a las localidades más alejadas.

El rector de la Universidad de La Punta (ULP), Alejandro Munizaga, puso en números la actualidad y las proyecciones de esta política de Estado.

La columna vertebral de esta estrategia es la denominada “Autopista de la Información”. Hoy este enlace a Internet, en manos del Estado provincial, es de 2 mil Mbps y se ampliará en 500 más en el próximo año.

A través de 650 antenas WiFi se “ilumina” con señal inalámbrica el territorio provincial. Así,  la penetración de la red llega al 90% de los hogares sanluiseños y en el 80% de esas viviendas hay al menos una computadora.

Unos 64 mil de estos equipos provienen del plan “Todos los chicos en la red”, un antecesor provincial del Programa Conectar Igualdad, por el cual se entregan computadoras a los alumnos de las escuelas públicas del ciclo primario.

Sin embargo, y a diferencia de otros planes de gobierno electrónico, San Luis se distingue por el crecimiento en el uso de la firma digital. 2.311 agentes de Estado provincial aplican esta herramienta, que facilita y acelera los trámites, además de la despapelización.

Por ejemplo, en la muestra, Munizaga firmó en público y en forma digital 585 certificados de docentes que asistieron a una charla del famoso profesor de educación tecnológica Sugata Mitra a principio de año.

Con la firma digital y el sistema de expedientes digitales, se ha logrado un ahorro de 7 millones de hojas y cartuchos de tinta, lo que equivale a 1.313.000 pesos.

Otro elemento de vanguardia de San Luis es su Cédula de Identidad Provincial Electrónica (CIPE).  Más de 56 mil ciudadanos tienen este documento que incluye firma digital.

En el Portal Puntano se efectúan denuncias en Defensa del Consumidor, acceso a impuestos y estado de deuda, consultas de obleas del Registro de la Propiedad Inmueble, e ingresar notas a las mesas de entradas de todos los ministerios, siempre mediante el uso de la CIPE que permite la firma digital.

Desde el portal, Munizaga tramitó una orden médica de la mutual provincial DOSEP para la consulta al pediatra de su hijo. Incluso. Firmó un expediente digital desde su BlackBerry, con un lector de CIPE inalámbrico, por medio de una aplicación móvil especialmente desarrollada.

Tanto Poggi como Munizaga destacaron la enmienda constitucional que garantiza la inclusión digital como derecho humano y otras leyes que sostienen la agenda digital provincial.

Computadoras educativas
El plan Todos los Chicos en la Red, el modelo 1 a 1 sanluiseño, llegó a 64.064 alumnos que recibieron netbooks. Pero hoy el énfasis está en los robots, como herramienta pedagógica, con el plan “Todos a la Robótica”.

Al igual que otros distritos, como Córdoba, Santa Fe, y la ciudad de Buenos Aires, San Luis busca atraer empresas tecnológicas para que se radiquen en su distrito. Para ello construyó el Parque Informático La Punta (PILP), en las afueras de la ciudad de La Punta. Allí trabajan unas 500 personas en 22 empresas, que generan ingresos por 35 millones de pesos para la provincia.

Para 2013 está prevista la construcción del cuarto edificio del parque. “Será una estructura de 2.300 metros cubiertos. Esto nos permitirá contar con 100 nuevos puestos de trabajo”, mencionó el rector.

También aludió al plan de formación de perfiles para el sector tecnológico con la carrera Desarrollador de Software de la ULP, en el que trabajan con los ministerios de Educación e Inclusión Social, con el programa “Hacia mi Primer Empleo”, donde el Estado beca a alumnos para que se alojen en el campus durante el cursado.

Munizaga anunció la creación de un Observatorio TIC, que la ULP puso en marcha para medir los impactos socioeconómicos de la política digital puntana, y anunció para 2013 la adopción de plataformas SOA (arquitectura de software orientada a servicios) para mejorar la interoperabilidad de las plataformas y sistemas de gobierno.

Poggi  recordó que la autopista informática sobre la cual se monta la agenda digital puntana comenzó a implementarse en 1998. Esta estrategia “es una política de Estado que trasciende los gobiernos”, y que “suma competitividad”, destacó.

La política digital contribuye a disminuir la pobreza”, aseguró el mandatario, quien dijo que el índice de pobreza en San Luis es del 2,8 %, contra el 4,8%, que es la media nacional. Tanto Munizaga como Poggi reconocieron que el desafío de que la población comience a adoptar y utilizar estos servicios. El gobernador advirtió que todas las políticas públicas “deben cabalgar sobre la Autopista de la Información”.

Puntos destacados

  • El enlace a Internet de la red provincial es de 2 mil Mbps.
  • Tendido de fibra óptica suma 680 km y para 2013 llegará a los 800 km.
  • En más del 85% de los hogares de San Luis hay al menos una computadora, 
  • Cobertura de WiFi en todas las ciudades de la provincia.
  • El Parque Informático La Punta (PILP) está integrado por 22 empresas que emplean a 500 personas.

Poggi anunció que el presupuesto destinado a la agenda digital para 2013 es de 228 millones de pesos.  Y resaltó el valor de las “políticas estratégicas a largo plazo”.

Al respecto, puso como ejemplo el plan de viviendas, por el cual desde 1983 hasta ahora, se construyeron casi 58 mil viviendas, multiplicado por 4 ?familia tipo?, arroja un número superior a las 200 mil personas en casa construidas por el Estado.

“La población de San Luis es mayor a 400 mil habitantes. O sea, uno de cada dos habitantes vive en una casa digna”, puntualizó.

En la última inscripción abierta se inscribieron 13 mil personas, en edades promedio de 30 y 31 años. De esas 13 mil, se están construyendo 2.500, este año.