El oficialismo de la Cámara baja buscará aprobar este miércoles en una sesión especial el Presupuesto 2013, que la semana pasada obtuvo dictamen favorable en la comisión de Presupuesto y Hacienda.

El bloque del Frente para la Victoria (FPV) pidió la sesión especial para reunir al cuerpo con el proyecto de Presupuesto 2013 como tema principal de una sesión que se extendería durante toda la jornada.

Según estimaron fuentes de la bancada oficialista, el FPV y sus aliados no tendrán dificultades en reunir los 129 diputados necesarios para iniciar la sesión y en sumar más de 135 votos positivos para aprobar el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

A los 114 integrantes del bloque que encabeza Agustín Rossi, se sumarán los habituales aliados: el interbloque Unión Federal de Provincias (7), el Frente Cívico por Santiago del Estero (7), Nuevo Encuentro (4), PJ La Pampa (2), Renovador de Salta (1) y Santa Fe en Movimiento (1), entre otros.

Por su parte la oposición defenderá en el recinto su postura: las disidencias totales al dictamen de mayoría, en el caso de los radicales; las disidencias parciales, por parte del Frente Amplio Progresista; y el dictamen de minoría firmado en conjunto por la Coalición Cívica, el Frente Peronista y el Pro.

Con diferentes matices, los diputados opositores cuestionan que el proyecto no contemple la suba del Mínimo no Imponible del Impuesto a las Ganancias, y muestran diferencias en el tema de los subsidios, sobre todo en lo referido a las áreas de Energía y Transporte y en la política de desendeudamiento, entre otros puntos.

Como paso previo para habilitar el tratamiento del tema en el recinto, el oficialismo consiguió la semana pasada dictamen de mayoría en la comisión de Presupuesto, al reunir 29 firmas sobre las 49 que integran la comisión.

Los diputados kircheneristas basaron sus apoyos al texto oficial en las explicaciones dadas por el Ministro de Economía, Hernán Lorenzino, cuando presentó la iniciativa en el Congreso, el 20 de septiembre.

Oficialistas y opositores, en tanto, tuvieron la oportunidad de consultar sobre los diferentes contenidos del proyecto, en la visita que realizaron a la comisión, una semana después, los secretarios de esa cartera, Axel Kicillof (Política Económica), Juan Carlos Pezoa (Hacienda) y Adrián Cosentino (Finanzas).

Ese día, Kicillof sostuvo que “la economía argentina tiene más espalda financiera» que otros países frente a la crisis global, y defendió las «medidas duras» del Gobierno.

Sostuvo, además, que el Gobierno nacional impulsa «una transformación estructural histórica», para revertir el «ciclo neoliberal y la desindustrialización» de la década de los `90.

«La sociedad argentina fue estafada y hubo grandes ganadores; los movimientos financieros se despegaron de la actividad real», aseveró.

Sin haber sufrido modificaciones durante su tratamiento en comisión, el texto del proyecto de Presupuesto contempla una proyección de crecimiento del PBI de 4,4%; una inflación de 10,8%, un valor promedio del dólar de 5,10 pesos; y un superávit en la balanza comercial con un monto de 13.325 millones de dólares.

El proyecto detalla, además, que se utilizarán unos 7.967 millones de dólares, del Fondo de Desendeudamiento (Fondea y Fondoi), para pagar deuda privada y pública del año próximo.

Entre otras cuestiones, prevé un aumento en el consumo de 4,3% el próximo año -1.867.059 millones de pesos- en línea con el crecimiento de la economía, mientras que para el nivel de inversión proyectan un avance de 7,4%, alcanzando los 602.695 millones de pesos.