Luego de haberse dado a conocer que en Tinogasta los comedores escolares reciben $3,50 para el desayuno y almuerzo de cada alumno, la directora del Programa Pro Igualdad de Oportunidades (PIO), Inés Barros, admitió que esta suma es insuficiente.
Ante esta situación, las escuelas que tienen la modalidad de comedor escolar, ya sea de jornada simple o completa, se encuentran luchando por mantener el servicio, pero con $3,50 por comensal por día no alcanza. Los directivos tratan de hacer una buena administración para que la partida alcance, pero no es posible.
La escuela Nº12 de San José se encuentra sin comedor desde hace varios días porque se les terminó la partida, que es enviada en forma mensual desde el PIO. Sin embargo, “la situación es más complicada en las escuelas de jornada completa”, dijo la directora Gladys de Assad.
Pero también forma parte de esta realidad el marcado ausentismo que se produce cuando se suspende el servicio en el colegio. Hay escuelas como la Nº13 “Nicolás Avellaneda y Tula” de Villa San Roque donde después de hacer una reunión con los padres se hizo un acta, donde acuerdan mejorar la calidad del menú aunque en el tiempo se acorte el servicio.
El director del establecimiento, Luis Caro, expresó que “tuve una reunión con los padres y ellos pidieron que se mejore el servicio del comedor y se acordó priorizar calidad por sobre la cantidad. Es decir que se brinda el servicio como corresponde hasta que se termina la partida. Estamos tratando de mejorar el menú, que ahora incluye milanesas, estofados, pasteles, pollo al horno; pero claro, la permanencia en el tiempo será menor”, remarcó.
Luego agregó: “Lo que nunca se corta es el servicio de desayuno, porque los chicos lo esperan siempre. Dentro de las obligaciones nos piden que demos leche tres veces a la semana y dos veces mate cocido, pero con pan y queso. Con los valores actuales de los lácteos eso es imposible”.
Por otra parte el director Caro mencionó que reciben $4.392 para el nivel Inicial y todo el Primario. “Con este dinero no llegamos ni a los quince días”.

Apoyo de funcionarios

La directora del Programa Pro Igualdad de Oportunidades (PIO), Inés Barros, aseguró que funcionarios de la Dirección de Promoción Socio Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia firmaron el nuevo convenio 2013 con Nación.
En este sentido, la directora contó que por convenio, Nación aporta 16 millones de pesos que representan el 50 por ciento del total del monto destinado para los comedores escolares, en cuotas. El 50 por ciento restante es aportado por la Provincia. Nación sumará dos millones de pesos más para el año próximo.
“Conozco la realidad, pero por ahora, por convenio con Nación, nos envían esta partida. Nación nos aporta el 50 por ciento y el otro 50 por ciento lo aporta la Provincia. Pedimos una ampliación porque coincido con todas las escuelas; es insuficiente lo que se entrega actualmente. Se está por firmar el nuevo convenio que tiene un incremento de dos millones de pesos”, indicó.
Barros consideró que el servicio de los comedores debe ser entendido como un “complemento”. Según Barros, desde la Dirección se comenzará a instaurar la cultura de la huerta, de los invernaderos y del horno. “Desde la Dirección PIO con los padres y las escuelas debemos poner nuestros complementos para reforzar un poco más el servicio alimentario. Se están ultimando los detalles y observaciones para firmar el convenio”, manifestó.

Pedido a todos los comedores

Actualmente, el PIO da de comer a 77 mil chicos aproximadamente en comedores que se distribuyen en 435 escuelas de toda la provincia. Los establecimientos escolares deben efectuar mensualmente la rendición de cuentas. En este sentido, la directora comentó que algunas escuelas no realizan la rendición en tiempo y forma.
“Algunas escuelas rinden tarde. En el sistema se va cerrando cuando se deben más de dos meses. Hay otros obstáculos, lo reconozco, pero las escuelas también deberán hacerse cargo de la parte administrativa”, consideró.