La gobernadora de la Provincia, Lucía Corpacci, recorrió ayer las instalaciones que tiene la empresa multinacional Minera del Altiplano S.A. en el Salar del Hombre Muerto -Antofagasta de la Sierra-. Allí dialogó con los trabajadores catamarqueños en la mina para interiorizarse de su realidad, al mismo tiempo que solicitó a los empresarios de la explotación del yacimiento que informen sobre las actividades que realizan.
La primera mandataria estuvo acompañada por el ministro de Producción, Ángel Mercado; por uno de los representantes de la provincia en el directorio de la empresa, Fernando Musella y la síndico Soledad Rodríguez. También viajaron junto a la comitiva oficial del gobierno el presidente de la empresa, Daniel Chávez Ruiz, y el gerente de la División Litio para Latinoamérica, Humberto Caldelas.
La autoridades provinciales recorrieron la planta de producción de carbonato de litio, los piletones de producción y el campamento Fénix. Allí Corpacci junto a la comitiva se entrevistó con el personal catamarqueño que trabaja en la mina para conocer su realidad, sus necesidades y condiciones de trabajo.
Asimismo, en la charla mantenida con los empresarios la gobernadora solicitó mayor información sobre el yacimiento, sobre las actividades productivas, con el objetivo de que la sociedad conozca las tareas que desarrolla un emprendimiento alejado de la ciudad capital.
De acuerdo con lo indicado, el objetivo de esta primera visita es mantener el diálogo con la empresa y fijar las posturas con respecto a futuros acuerdos que se puedan concretar.

Poco beneficio

Cabe recordar que semanas atrás, El Esquiú.com publicó en tres entregas una investigación sobre el multimillonario negocio de la minera y los escasos beneficios que deja en la provincia, ya que la gran mayoría de los trabajadores son oriundos de la provincia de Salta, donde la empresa centraliza su actividad administrativa. Además de la negativa de abonar el canon por los miles de millones de litros de agua que utilizan en los procesos de producción.