Científicos australianos confirmaron que el ADN no sobrevive más de 6 millones de años, lo que hace imposible extraer material de los gigantes pehistóricos y hacer un Parque

«El ADN sobrevive en fragmentos óseos durante 6,8 millones de años si se conservan a una temperatura de cinco grados bajo cero, lo que hace inviable resucitar a los dinosaurios»; por este motivo «hemos estado permanentemente afligidos por el mito creado por Jurassic Park (filme de Steven Spielberg) desde principios de 1990″ dijo Mike Bunce, uno de los científicos que participaron en esta investigación.

La película de Spielberg avivó la creencia de que el ADN de los dinosaurios se podía extraer de mosquitos preservados durante millones de años en el ámbar y reconstruir así los cromosomas para reproducir a los grandes reptiles de la era mesozoica.

Ante estas creencias, Bunce y su colega Morten Allentoft decidieron estudiar el período de supervivencia del ADN a partir de los restos de 158 moas, unas aves gigantes neozelandesas extintas.

Los expertos descubrieron que el total del ADN de los restos de estas aves se redujeron a la mitad en un período de 521 años cuando se conservaron a una temperatura de 13,1 grados.

Además, existen otras dificultades para extraer el ADN de insectos conservados en ámbar.

Los insectos tienden a desintegrarse por su estado de descomposición y el ADN suele estar contaminado e incompleto, indicaron los expertos.