Con el objeto de intentar reforzar y optimizar el servicio de seguridad pública a la comunidad, un total de trescientos agentes se sumaron, este mediodía, a la órbita de la Policía provincial, en un acto que fue presidido por la gobernadora Lucía Corpacci.

Concretamente, se trata de 247 efectivos varones y 53 femeninos que egresan de la Escuela de Suboficiales y se suman a la fuerza de seguridad. Esto es una medida del gobierno que responden en materia de seguridad pública para comunidad, cumpliendo con un compromiso asumido.
En este marco, la Gobernadora recordó que entre 2009 y 2011, la Policía de la provincia había incorporado 547 agentes. En esta oportunidad, a través de la convocatoria 2012 realizada por el Ministerio de Gobierno a través de resolución Nº 220, se suman a la fuerza trescientos efectivos, a los que debe sumar los ciento cincuenta agentes que están destinados al Servicio Penitenciario provincial. “Queremos brindar una mayor condición de seguridad a los catamarqueños, esta gestión ya incorpora casi la misma cantidad de agentes que se han sumado a la fuerza en los dos últimos años. Es una muestra de la responsabilidad asumida en este sentido por la actual gestión”, expresó.
En el acto, que se desarrolló en instalaciones del Predio Ferial Catamarca, Corpacci también anunció que los treinta agentes que no pudieron ser incorporados en esta ocasión debido a razones presupuestarias, se sumarán de manera automática a fines de este año o eventualmente en la convocatoria que se realizará a comienzos del 2013. También, anunció el diseño de un programa destinado a destinar viviendas a personal de la policía provincial, tanto en Capital como en el interior, a los efectos de brindar una respuesta clara por el servicio que brindan. “Se está trabajando en la capacitación del recurso humano, pero también estamos mejorando las condiciones edilicias de las comisarias y destacamentos que hay en la provincia, además del aporte tecnológico que se prevé dotar a estos espacios”, expresó.
“Estoy segura que los agentes que se suman hoy a la policía se sienten muy orgullosos, ya que serán quienes resguarden a la comunidad a través de una profesión con riesgos y a veces ingrata… Ser policía es asumir el compromiso de velar por la seguridad de los catamarqueños y de no abusar del poder que brinda el uniforme, que es algo difícil. Sin embargo, si recuerdan esto y son conscientes de su responsabilidad, estoy segura que van a ser los mejores policías”, aseguró finalmente.

Acciones

Por otro lado, el ministro de Gobierno, Francisco Gordillo, destacó la incorporación de nuevos efectivos a la fuerza de seguridad pública, lo que permitirá optimizar el servicio de Seguridad destinado a la sociedad en su conjunto. “Se trata de una acción más dentro, de los lineamientos establecidos por este gobierno en materia de seguridad, donde el espíritu que debe primar en los nuevos policías será asumir un compromiso directo de cuidar a la comunidad en forma directa”, explicó. A continuación anunció que el fortalecimiento tecnológico en órbitas de la Policía, tales como la incorporación de setecientas cámaras de seguridad antes de fin de año, o la incorporación de nuevos móviles que se prevé realizar en los próximos días. “Todo lo que estamos ejecutando apunta a cumplir con compromisos asumidos y que tienen un solo objetivo, que es estar a la altura de las exigencias de la comunidad catamarqueña”, señaló.
Por último, las autoridades hicieron la entrega de uniformes y certificados a cada uno de los agentes egresados de la Escuela de Cadetes, y que a partir de mañana se suman de manera efectiva a la fuerza pública.