Con 52 votos a favor y sólo 3 en contra, la Cámara alta le dio media sanción a la iniciativa impulsada por el oficialismo para que los jóvenes puedan votar. La discusión, a la Cámara baja

A pesar de la gran polémica que había generado la iniciativa, el oficialismo contó este miércoles con el respaldo de la mayor parte del arco opositor para darle media sanción al voto optativo a partir de los 16 años.

El proyecto de Aníbal Fernández y Elena Corregido logró, en general, 52 adhesiones, 2 abstenciones y tres votos en contra: Juan Agustín Pérez Alsina –Partido Renovador de Salta–, Oscar Castillo y Blanca María del Valle Monllau (Frente Cívico y Social).

Corregido, en su rol de miembro informante, defendió la iniciativa durante el debate. «La ampliación de derechos es siempre una conquista y nunca un retroceso», dijo al abrir el debate. «Este proyecto lo que hace es confiar en los jóvenes. Nos negamos a los argumentos de quienes dicen que van a ser manipulados, porque funcionan como profecía autocumplida: si tanto lo decimos, no van a poder”, aseguró.

“Los adolescentes no hacen lo que los adultos les dicen que hagan. Son los que revisan, critican los paradigmas establecidos, los que se sublevan a los cánones establecidos: son los que nos ayudan a despojarnos de prejuicios”, añadió.

Ahora la discusión será girada a la Cámara de Diputados, donde el oficialismo no tendrá inconvenientes para transformar la iniciativa en ley. Se prevé que la posterior reglamentación presidencial pondrá en vigencia el proyecto para las elecciones legislativas de 2013.