El referente de la línea Celeste Ricardo Guzmán prefirió «abstenerse» de opinar al respecto.

El presidente de la Unión Cívica Radical, Amado Quintar, opinó con respecto a la reunión que mantuvieron intendentes radicales con el líder del PRO, Mauricio Macri. En este sentido aseguró que no descarta una alianza. “Todo es posible, nosotros tenemos las puertas abiertas para todos, siempre y cuando vengan a hacer algo para la provincia”, expresó.
Los jefes comunales del FCS, tras la reunión con el jefe de Gobierno porteño, hablaron de la conformación de un frente para competir en las próximas elecciones legislativas.
En ese marco, Quintar consideró que la reunión surge como consecuencia de la discriminación que sufrieron los intendentes radicales que no fueron invitados a la última reunión que mantuvo la gobernadora, Lucía Corpacci, e intendentes kirchneristas con autoridades nacionales, para gestionar obras.
“La Gobernadora fue con intendentes afines al Gobierno a pedir obras y a hacer convenios. Los muchachos -por los intendentes- estaban extrañando también tener algún tipo de alternativa. No es un buen ejemplo esto de haber ido solo con un sector cuando tendríamos que haber ido todos. Catamarca es una sola, y quien gobierna debe hacerlo para todos”, cuestionó.
El líder radical destacó la convivencia con otros partidos políticos. «Es buena la convivencia con todos aquellos que piensen en el bien de la democracia», dijo. Y sobre la reunión aseguró: «A mí no me incomoda ni me molesta bajo ningún punto de vista; nadie fue a ventilar ni a bajar bandera».
También consideró que es muy temprano para hablar de un frente electoral. «Que nadie confunda lo que es convivencia con un frente electoral», expresó.
Por su parte, uno de los referentes de la línea Celeste, Ricardo Guzmán, prefirió no referirse al tema, y al ser consultado por El Ancasti respondió: «Me abstengo de emitir cualquier tipo de opinión; quienes deben responder sobre los alcances de la reunión son los intendentes que participaron de la misma».