De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Carrier & Asociados, más de dos tercios de los adolescentes prefieren enviar SMS o comunicarse por las redes sociales antes que llamar

Un detalle que evidencia esta realidad es el servicio de mensajería WhatsApp, una aplicación gratuita a través de la cual se envían alrededor de 4.000 millones de mensajes por día en todo el mundo.

Al respecto, Roberto Igarza, miembro de la Academia Nacional de Educación, afirmó que este fenómeno tiene como contexto a una población joven a la que considera más expresiva que otras, y asegura que “aún con menos oralidad, es una generación en comunicación permanente”.

Esto se ve claramente en datos difundidos por la Comisión Nacional de Comunicadores (CNC), que muestran que continúa el crecimiento del envío de SMS, y que el aumento es mayor al de las llamadas.

Además la CNC, que depende del Indec, reveló que en los últimos meses cayó la cifra de llamadas urbanas realizadas desde teléfonos fijos, luego de años de un crecimiento mínimo.

Por último, según publica el diario Clarín, la autora del libro “Los adolescentes y las redes sociales”, Roxana Morduchowicz, destacó que la juventud “ve en la pantalla un buen lugar para compartir confidencias difíciles de expresar en persona”.

“La mediación electrónica permite a los adolescentes hablar de sí mismos con menos inhibición, evitando el cara a cara y el juicio valorativo de sus pares”, concluyó Morduchowicz.