Luego de la decisión tomada por un grupo de padres de la Escuela Nº 704 días pasados, cuando procedieron a retirar a los alumnos por la clausura de los sanitarios de la planta baja del establecimiento, se habrían develado otros problemas internos.
El edificio es utilizado desde hace más de veinte años por tres instituciones escolares: la Primaria Nº 704, la Secundaria Nº 15 y el Instituto de Estudios Superiores. Todos comparten las aulas, los baños, los espacios de oficina, con su respectivo personal docente y de maestranza.
Esta situación ha ido desgastando las instalaciones. El sistema educativo, con sus reformas, contribuyó a que los problemas de espacio, en especial entre el primario y secundario, hoy se hayan profundizado a tal punto que los alumnos más pequeños deben con sus padres pelear por un pupitre o silla con los jóvenes de la secundaria, conflicto que pone en riesgo las relaciones internas.
Los padres dijeron al respecto: “Además de problemas con el baño hay problemas entre las autoridades de los tres niveles y nunca hubo gestos de mediación, y más que eso, de proponer soluciones por parte del Ministerio de Educación de la Provincia. Los baños dañados por el paso de los años, los muebles útiles desgastados por el uso normal, en otros casos por la inconsciencia de los chicos y en ciertas circunstancias por la negligencia de las autoridades que se dice, habrían cedido a préstamo los bancos y sillas a instituciones deportivas que realizan en la temporada de verano festivales folclóricos, bingos, etc. En muchos de los casos, no se recuperó el total de los muebles o en su defecto se los devolvieron rotos, y encima se escapan de las responsabilidades por haber prestado los pupitres y sillas que todos los niveles comparten”.