Según informó la CAME esa fue la variación con respecto al año pasado. El relevamiento, realizado en todo el país, destacó a la gastronomía, indumentaria y calzados como los rubros que tuvieron mayor impulso

Las ventas de los comercios minoristas por el Día de la Madre crecieron un 4,8 por ciento, respecto de la misma fecha del años pasado.

Los productos más destacados fueron gastronomía (+9,1%), indumentaria (+8,4%), calzados (+6,3%), servicios de belleza (+6,1%), bijouterie (+4,6%) y tecnología y pequeños electrodomésticos (+3,3%). En tanto, el ticket promedio se ubicó en 300 pesos.

El movimiento comercial se desenvolvió en un clima animoso, donde prevaleció la buena predisposición al consumo de las familias.

Así lo indicó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) tras realizar un relevamiento en comercios de todo el país. «Todas las fechas especiales que se sucedieron en el año encontraron buena recepción en el público, y el Día de la Madre fue la confirmación de esa tendencia», dijo CAME.

Hijos, sobrinos, nietos y también padres, salieron a recorrer el mercado desde el fin de semana anterior, en busca de ese regalo especial.

La intensidad de compra se mantuvo elevada durante la semana, alcanzando picos el viernes último y el sábado desde el mediodía, indicó CAME.