Organizaciones no gubernamentales piden por la salud de los catamarqueños.

Un estudio de investigación desarrollado en Catamarca y realizado por ALIAR Argentina (Alianza Libre de Humo), una coalición de más de 100 organizaciones de la sociedad civil, muestra la necesidad urgente de que el Senado Provincial sancione el proyecto de ley aprobado por diputados que adhiere a la ley nacional de control de tabaco Nº26687.

La Sociedad de Fomento Villa Cubas, ONG miembro de ALIAR,llevó a cabo una investigación de observación directa durante los meses de mayo y septiembre del corriente año en el sector gastronómico, salas de juego y entretenimiento centros de salud, facultades, oficinas públicas donde evaluó la presencia de fumadores en lugares cerrados, colillas y ceniceros. Se tomó una muestra de 75 lugares en la que el 50 % no son ambientes libres de humo. En el 100 % de las discotecas, shoppings, facultades, hospitales, evaluadas se observaron personas fumando. Sin embargo, el 70% del sector gastronómico evaluado ha implementado ALH100%.

La exposición al humo de tabaco ajeno aumenta en un 30% el riesgo de infarto agudo de miocardio, un 25 % de cáncer de pulmón, un 25% de ataque cerebro vascular, un 70% de posibilidad de cáncer de mama en mujeres jóvenes. Las leyes que contemplan ambientes libres de humo de tabaco sin excepciones garantizan un ambiente laboral seguro y saludable, con una drástica disminución de las posibilidades de enfermedad en las personas expuestas, además de reducir un 30% el consumo de tabaco y retrasar el inicio en jóvenes al desnaturalizar la práctica social.

“La provincia de Catamarca cuenta desde el 2008 con una ley que permite habilitar espacios para fumar. Este tipo de leyes son conocidas como leyes de restricción parcial; existe evidencia a nivel internacional y local que establece que este tipo de normas son ineficaces -porque las separaciones estructurales de áreas para fumar no sirven como barrera para el humo de tabaco, son además de muy difícil cumplimiento –se trata de leyes confusas, inaplicables, que hacen que los propietarios deban incurrir en gastos onerosos en tabiques y equipos de ventilación que no sirven, y son discriminatorias –ya que los trabajadores de bares, restaurantes y salas de juego se ven obligados a exponerse a riesgos gravísimos para su salud, como el cáncer de pulmón o el infarto de miocardio” declaró el Dr. Tomas Smith referente regional de ALIAR.

Un nuevo proyecto de ley, en sintonía con la ley nacional de control de tabaco N° 26.687 que garantiza los estándares recomendados de salud pública espera su sanción. Según el proyecto no se podrá fumar en ningún espacio cerrado público o privado de acceso público y elimina las excepciones en salas de entretenimientos (ej. salas de juego, discotecas) y el sector gastronómico. En Argentina, 15 provincias cuentan con ambientes libres de humo de tabaco, por lo tanto cerca del 80 % de la población argentina esta protegida de los efectos mortales para la salud que provoca la exposición al humo de tabaco.

Para Hugo Ovejero, presidente de la Sociedad de Fomento Villa Cubas miembro de ALIAR “la provincia de Catamarca debe modificar urgente la ley, con el nuevo proyecto que tuvo media sanción por la Cámara Diputados y que espera la otra media sanción en la Cámara de Senadores. Nuestros legisladores de la provincia de Catamarca han reconocido que la mejor política de control de tabaco es la de ambientes 100% libres de humo de tabaco como lo señala la Ley Nacional Nº26687 promulgada en junio del 2011 por nuestra presidenta”. Y continuó “para que los catamarqueños tengan garantizado su derecho a la salud se debe sancionar esta ley que protege a toda la población sin discriminación alguna”.