La diferencia de tasa que paga con un bono de EEUU es menor a un punto. Venezuela, Argentina y Ecuador. los países más riesgosos para comprar deuda pública

En América Latina se ha evidenciado la preferencia de los inversores que confían en los títulos de Perú, Colombia, Uruguay y México, mientras que Venezuela, Argentina y Ecuador están entre los bonos públicos más riesgosos.

Perú tiene el riesgo país más bajo de la región. Días pasados, el EMBI+ que elabora J.P. Morgan cerró a 91 puntos, es decir que un bono de Perú paga una diferencia menor a un punto porcentual que un título de EEUU.

El riesgo país es el índice que mide la diferencia de tasas de interés que existe entre un bono del Tesoro de EEUU y el rendimiento que tiene un título en el país medido.

Cada 100 puntos, quiere decir que ese país paga un punto porcentual más alto que un título de similar duración de los EEUU.

El EMBI + que elabora el banco norteamericano surge de la cotización promedio de los bonos, su tasa interna de retorno vs. el rendimiento de los bonos de EEUU. El índice incluye a varios países emergentes de América Latina, pero también de Europa del Este y de Asia.

Al cierre del 22 de octubre, el EMBI para América Latina cerró a 320 puntos, cifra que surge del promedio de todos los índices, sin embargo, Perú (98), Colombia (104), Uruguay (110), México (118) y Brasil (145) están muy por debajo del promedio, y técnicamente, a valores de hoy son países más solventes que España, cuya ‘prima de riesgo’ supera los 400 puntos por encima del bono alemán de referencia.

En cambio, Venezuela (907), Argentina (862) y Ecuador (766) son los que deberían pagar tasas de interés más alta si pidieran dinero en el mercado mediante la emisión de bonos.

En el caso de Argentina, días pasados, su nacionalizada empresa YPF, la más grande de ese país, pagó más de 16% anual por un título de mediano plazo.

El riesgo país es una variable tenida en cuenta por los inversores y que también regula la tasa para el sector privado. Una empresa que busca financiamiento internacional, tendrá como piso la tasa que paga el país, por lo tanto, cuanto más baja es la tasa, mejores oportunidades para las empresas locales que buscan financiación.

Cuanto más alta es la tasa de riesgo país, más difícil es conseguir financiación para el Estado. Un ejemplo concreto puede citarse en que el riesgo país de España, por encima de los 400 puntos, ha provocado que la Comunidad de Madrid suspendiera una emisión porque los inversores no tenían interés en adquirir esos títulos.

Un bono del Tesoro de EEUU a cinco años paga una tasa de interés de 0,75% anual. Si Perú emite un título similar, los inversores le pedirían una tasa de 1,75% anual en dólares. Si lo mismo hace Venezuela, tendría que pagar casi 10% anual, mientras que Argentina estaría en el 9,5% anual, por bonos en condiciones y plazo similares al norteamericano.