Con el testimonio del adolescente de 15 años, el hombre recuperó de inmediato la libertad.

Un hombre permaneció detenido más de un año, al haber sido denunciado como el autor de reiterados abusos contra un adolescente, quien finalmente en la cámara Gesell puso de manifiesto que los episodios no ocurrieron nunca.
Los supuestos hechos de abuso se habían producido hace dos años, de parte de un hombre de apellido Siarez contra un adolescente de por entonces 13 años.
No obstante, los hechos recién salieron a la luz seis meses después, cuando el menor les contó a sus familiares que había sufrido supuestos ataques sexuales de parte del hombre.
En consecuencia, los progenitores del menor realizaron la denuncia ante la Justicia tinogasteña, que decidió iniciar la investigación del episodio.
En ese sentido, Siarez fue arrestado a los pocos días, para luego pasar a calidad de detenido, y quedar alojado en la comisaría de Tinogasta.
Finalmente, la semana pasada la fiscalía de la Quinta Circunscripción de Tinogasta, a cargo de Silvia Álvarez, ordenó la realización de la correspondiente cámara Gesell al adolescente, que actualmente tiene 15 años.
La cámara Gesell fue realizada en la ciudad Capital, entre el jueves y el viernes pasado, de acuerdo con la información suministrada por las fuentes consultadas.
De ese modo, los profesionales a cargo de la evaluación de los resultados de la pericia llegaron a la conclusión de que los ataques sexuales que acusaba el adolescente en aquel momento y denunciados por sus familiares, no eran tales.
En consecuencia, Siarez fue liberado de inmediato, por orden de la fiscal Silvia Álvarez, tras permanecer arrestado durante más de un año.

 

ElAncasti