En la madrugada del sabado, la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales, recibió la denuncia de un incendio desatado al norte de la ciudad de Belén, muy cercano a la población.

Aunque el siniestro no era de gran magnitud, se temía dada la cercanía de las viviendas, por lo que inmediatamente los brigadistas, acompañados por Bomberos voluntarios de Belém, personal policial y baqueanos, realizaron tareas de mitigación con herramientas manuales ya que la tupida vegetación impedía las tareas con agua.
Según informaron lugareños, el fuego se abría desatado luego de que un vecino realizara la limpieza de un sector de la loma y encendiera fuego para deshacerse de la vegetación, por tal motivo la policía realiza la investigación correspondiente para dar con el paradero del autor.
Pasado el mediodía, la brigada realizaba una guardia de cenizas de unas aproximadamente 3 horas para luego declarar este nuevo incendio como extinguido, dejando un saldo de 3 hectáreas de Arbustal y chaguar completamente quemadas.