Se trata del nuevo edificio de la Escuela 128, ubicada en el corazón del barrio Entre Ríos, de la ciudad de Fiambalá. Esta construcción enmarcada en el programa “700 Escuelas” que implementó el ex presidente Néstor Kirchner.

Estuvieron presentes en el acto oficial, el ministro de Gobierno y Justicia, Francisco Gordillo; la ministra de Educación, María Julia Acosta, el secretario de Medio Ambiente, Daniel Barros; el secretario de la Vivienda, Octavio Gutiérrez, el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Tomassi; el secretario de Coordinación e Integración Regional, Carlos Rosales y el intendente de Tinogasta, Hugo Ávila, entre otras autoridades. Por su parte el Intendente anfitrión, Amado Quintar declaró Huésped de Honor a la primera mandataria de la Provincia.
La Escuela 128 cumplirá mañana 40 años desde su fundación y en esta ocasión también se presentó una galería en donde se muestra a los directores de la institución.
En su alocución, la primera mandataria provincial recordó al ex presidente Néstor Kirchner ya que impulsó la creación de nuevos edificios escolares con el diseño del plan originariamente bautizado “700 escuelas”, aunque a la fecha ya duplicó largamente esa cifra.
Lucía, asimismo, remarcó que durante su gestión ya inauguró “una escuela en Recreo, otra escuela en El Peñón, tres jardines de infantes en Santa María, en San José… todo con fondos de la Nación. (…) algo posible por la decisión política de la Presidenta de que todos los jóvenes, vivan donde vivan, tengan los mismos derechos en Educación y la misma calidad educativa”.
“Para mí es un orgullo formar parte de ese proyecto político nacional, que además nos está permitiendo hoy decirles que con las escuelas que están construyéndose, con fondos nacionales, con fondos provinciales, más las escuelas para las que ya llamamos a licitación, tenemos en este año más de treinta escuelas encaminadas para la provincia”, destacó.
Subrayó además que los edificios deben estar acompañados por recursos humanos idóneos y todo lo necesario para formar a niños y jóvenes, lo cual requiere “un Estado presente”.
Valoró en ese marco la incidencia de la Asignación Universal por Hijo como pilar de la lucha contra la deserción escolar, y sumó a esa política la creación de las nuevas escuelas secundarias, las facilidades de transporte y las becas implementadas para que los chicos puedan continuar sus estudios, imprescindibles para acceder a la formación universitaria: “Queremos ofrecer la garantía de que todos tengan la misma oportunidad”, indicó.
Corpacci aclaró, no obstante, que “somos conscientes de todo lo que nos falta en Educación” pero explicó que se avanzó todo lo posible sin desatender otras necesidades, por ejemplo Salud.
Agradeció, finalmente, el “apoyo incondicional” del intendente Quintar, en especial para el desarrollo del Paso de San Francisco, que a veces no es “dimensionado por los catamarqueños” en su potencial como vía de desarrollo para la Provincia.
Tras indicar que “los caminos están para unir a los pueblos y ayudarlos a crecer”, la Gobernadora anticipó que en una próxima reunión con las máximas autoridades de Argentina y Chile, gestionará una aduana de primer nivel para el Paso.
“Son todas buenas noticias para Fiambalá”, resumió la jefa de Estado, y pidió “solidaridad, mucho trabajo, mucho esfuerzo, muchos sueños, mucha esperanza, para que a Catamarca la mejoremos entre todos”